Tarde de gran toreo en Caravaca de la Cruz

Plaza de toros de Caravaca de la Cruz (Murcia). Corrida de toros con motivo del Día de la Región de Murcia. Dos tercios de entrada. Ejemplares de la ganadería de Albarreal, de gran juego, con calidad y con clase. Mejores los cuatro últimos.

Rafael Rubio “Rafaelillo” (Coral y azabache): Silencio y 2 orejas y rabo.

Antonio Ferrera (Azul pavo y oro): 1 oreja y 2 orejas y rabo.

Antonio Puerta (Blanco y oro): 2 orejas y 2 orejas.

Fenomenal ambiente el que se ha vivido esta tarde en la plaza murciana de Caravaca de la Cruz, a la que han regresado los festejos taurinos tras varios años de ausencia. Gran corrida de Albarreal, con nobleza, clase y calidad, que ha propiciado el que los toreros disfrutaran de las embestidas de los toros y lograran triunfar con ellos.

El primero de la función ha sido un animal noble pero con poca fuerza y raza, lo que ha llevado a que poco a poco en la faena de muleta de Rafaelillo se fuera quedando más corto y buscara defenderse. Templado y con mucho oficio el diestro murciano, que hubiera paseado algún trofeo si hubiera estado más acertado con el descabello. Silencio.

Con un farol de rodillas ha recibido Rafaelillo al cuarto de la tarde, que ha tenido mucha clase y calidad, además de fijeza y obediencia. Rafael Rubio ha iniciado el trasteo muleteril con las dos rodillas en tierra, pegado a tablas, cuajando una extraordinaria labor, en la que ha acariciado, por momentos, la embestida del burel de Albarreal, toreando a placer, pulseando a la perfección a su antagonista y conduciéndolo con gran suavidad. Una auténtica obra de arte, que además ha tenido variedad e imaginación, cómo el instrumentarle dos chicuelinas al toro con la muleta, no con el capote. Bella faena de Rafaelillo, que la ha culminado de una estocada corta en buen sitio. Dos orejas y rabo.

Muy templado se ha mostrado también Antonio Ferrera con el segundo de la corrida, que tenía buen son al embestir pero que no ha humillado. Por eso, Ferrera ha llevado la pañosa a media altura, sin terminar de obligar al toro para evitar que éste se aburriera, aunque al final de la faena sí que ha evidenciado querencia hacia los terrenos de dentro. Pinchazo y buena estocada. Una oreja.

Con un magnífico manojo de verónicas ha saludado Antonio Ferrera al quinto de la tarde, que ha sido otro de los toros buenos que han saltado hoy al coso de Caravaca de la Cruz. Noble, con calidad y a más y mejor durante la faena de muleta del torero extremeño, en la que también ha tenido la oportunidad de expresarse y de torear con ritmo y gusto por ambos pitones al cornúpeta del hierro onubense. Dentro de un trasteo notable, han sobresalido algunos naturales largos y templados, además de varios pases de pecho y cambios de mano, de categoría. Pese a pinchar en una ocasión antes de agarrar una gran estocada, se le han concedido a Antonio Ferrera las dos orejas y el rabo.

Una más que grata impresión ha causado esta tarde Antonio Puerta, que ha demostrado el excelente concepto que posee y que merece más oportunidades de torear. De su actuación con ambos toros ha destacado, además de un gran juego de brazos con el capote, el temple, la ligazón, lo despacio que quiere hacer siempre las cosas este torero murciano, asentado en los riñones, con un trazo de muletazo extraordinario. Al tercero lo ha pasaportado de una estocada tendida y al sexto de pinchazo y un espadazo, nuevamente, algo tendido. Dos orejas ha cortado tanto en uno como en otro.

De los hombres de plata, resaltar las lidias de Lipi, en el 1º y José Chacón, en el 2º, quien también ha destacado a la hora de clavar banderillas en el 5º, junto a Fernando Sánchez.

Imagen: La 7 TV de Murcia

A %d blogueros les gusta esto: