Solitaria oreja para Talavante con una deslucida corrida de Jandilla en Madrid

Plaza de toros de Las Ventas de Madrid. 6ª Feria de San Isidro. 5ª Corrida de toros, “Corrida de la Cultura”. Lleno de “No hay localidades”. Cinco astados de Jandilla y uno, 3º, de Vegahermosa, serios de presentación pero deslucidos, sacando complicaciones en la muleta y con cierta aspereza, por momentos, en sus embestidas. El mejor, el 3º.

Alejandro Talavante, que reaparecía en España (Azul noche y oro): Palmas, 1 oreja tras aviso y Silencio.

Juan Ortega (Tabaco y oro): Silencio, Silencio y Silencio.

Incidencias: Antes de que irrumpiera en el ruedo el primer toro de la tarde, el público ha sacado a saludar tanto a Alejandro Talavante primero, después de Juan Ortega, y también al sobresaliente, Álvaro de la Calle, en reconocimiento de la tarde brindada por el torero salmantino el pasado Domingo de Ramos.

Corrida de gran expectación hoy en Madrid, que posteriormente no ha llegado, ni con mucho, a lo que se esperaba de ella, debido al poco juego ofrecido por el encierro de Jandilla, de gran seriedad pero que después no ha tenido voluntad de querer romper hacia delante de verdad, protestando, soltando la cara y reponiendo mucho sus embestidas.

Alejandro Talavante se ha encontrado en primer término un toro que de salida ya se ha frenado en el capote, repuchándose también en el caballo de picar. El torero extremeño ha estado muy firme con él, quedándose siempre en el sitio, con la muleta por delante para provocar la repetición del ejemplar de Jandilla. Falta de raza y de transmisión de su antagonista. Estocada atravesada y dos descabellos. Palmas.

El tercero ha sido, con diferencia, el mejor del sexteto de animales que ha pisado hoy la arena venteña. El de Vegahermosa se ha movido mucho, con transmisión a los tendidos precisamente por eso, pero que ha sido complicado de domeñar, puesto que no ha terminado de entregarse y venía muchas veces muy por dentro. Alejandro Talavante le ha cuajado una labor de gran valor, en la que, nuevamente, ha vuelto a pisar terrenos muy comprometidos, de entrega, firmeza y pureza, trazando los muletazos por debajo de la pala del pitón. Las mejores series, más reunidas y templadas, han sido las dos últimas con la mano derecha, cuando ya el toro se había atemperado. Estocada algo tendida cobrada a ley. Una oreja tras aviso.

El quinto apenas le ha dado opciones de lucimiento a Alejandro Talavante, burel que se vencía mucho al cuerpo del torero, que reponía y que tenía una embestida brusca y desclasada. Lo intenta el diestro extremeño pero poco más se podía hacer. Estocada desprendida. Silencio.

Lo mejor de la actuación hoy de Juan Ortega en Las Ventas ha llegado en el saludo con el capote al segundo de la tarde, el único de los seis lidiados, que se ha prestado algo para que el matador pudiera lucirse con el percal. Después, al toro de Jandilla le ha faltado raza y transmisión, sin terminar de salirse del muletazo, apuntando más pero con pocos finales. Estocada en buen sitio. Silencio.

Parecida condición han tenido el cuarto y el sexto, segundo y tercero del lote de Juan Ortega. Animales deslucidos, quedándose muy cortos y que tenían tendencia a defenderse y a protestar. El torero sevillano ha liquidado al cuarto de una estocada corta, escuchando silencio, y de otra estocada entera al sexto, obteniendo como balance, nuevamente, silencio.

Entre los picadores que han intervenido esta tarde, destacar a Óscar Bernal, que ha recetado dos grandes puyazos al 4º, y a José Palomares, que ha hecho lo propio en el 6º. Andrés Revuelta y El Algabeño han sobresalido en labores de brega, así como Jorge Fuentes, en el 2º; Andrés Revuelta y Manuel Izquierdo, en el 3º; y Curro Javier, en el 6º, con los palitroques.

Fotos: Alfredo Arévalo – Plaza 1

A %d blogueros les gusta esto: