La cara y la cruz de la Fiesta se han vivido hoy en Vistalegre

Palacio Vistalegre de Madrid. Quinto festejo de la Feria de San Isidro. Novillada con picadores. Un cuarto de entrada. Utreros de la divisa de El Freixo, extraordinarios, de gran juego, nobles, bravos, encastados y con clase. El sexto fue el que menos opciones de lucimiento ofreció.

Antonio Grande (Grana y oro): Una oreja, Silencio y Ovación tras aviso en el que mató por Manuel Perera.

Tomás Rufo (Caldera y oro): 1 oreja con petición de la segunda y 2 orejas.

Manuel Perera (Verde pistacho y oro): 1 oreja con petición de la segunda en el único que mató.

Tarde de enormes contrastes la vivida hoy en el madrileño Palacio Vistalegre. El triunfo apoteósico de Tomás Rufo, por una parte, que ha dado una importantísima dimensión, y la grave cornada sufrida por Manuel Perera al entrar a matar al tercero de la novillada. Encierro de nota muy alta de El Freixo, no en vano han servido para los toreros cinco de los seis que han saltado a la arena. Bravos, encastados, nobles, con clase y humillación.

El triunfador del festejo ha sido Tomás Rufo, que ha aprovechado a la perfección el gran lote de animales que ha tenido delante. Al segundo de la función lo ha cuajado por ambas manos, alcanzando las cotas más altas del trasteo al natural, por donde han llegado las series más reunidas y rotundas, con muletazos profundos y largos. Encajado y con máxima entrega el diestro toledano. Cuando el novillo se viene algo a menos se mete entre los pitones. Estoconazo. Una oreja con petición de la segunda.

El quinto ha sido uno de los utreros destacados del sexteto de El Freixo. Bravo, embistiendo siempre por abajo, llegando a ralentizarse en el último tramo del muletazo. Soberbio con él, Tomás Rufo, que lo ha toreado a placer, en una faena brindada a su compañero Manuel Perera, que estaba en el interior de la enfermería. Lentos los muletazos, al ralentí algunos de ellos. Ritmo, compás, armonía, naturalidad y expresión en la labor con la pañosa del espada de Pepino. Estocada volcándose sobre el morrillo. Dos orejas.

Antonio Grande ha tenido que lidiar tres novillos ante el grave percance sufrido por Manuel Perera en el tercero. Al primero lo ha saludado con cordobinas de rodillas, instrumentando posteriormente de pie un buen ramillete de verónicas. Quite por gaoneras de Antonio Grande tras el paso por el caballo, quedándose muy quieto el torero. De hinojos ha iniciado también el trasteo muleteril Antonio Grande, toreando en redondo. Entrega, codicia y humillación, son algunas de las virtudes que poseía el animal de El Freixo, que ha ido a más, exigiendo al diestro salmantino buena colocación y que le terminara el muletazo atrás de la cadera. Torería y sabor en los forzados de pecho. Finaliza su labor con manoletinas de rodillas. Estocada arriba. Una oreja.

Con muy buen aire ha mecido el capote Antonio Grande en el recibo al cuarto, ejecutando después un magnífico quite por chicuelinas, abrochado con una gran media. Templado, asentado y conduciendo con mucho pulso las embestidas de su antagonista ha hilvanado Antonio Grande un trasteo que ha tenido pasajes de buen toreo, exhibiendo un concepto clásico y puro. Pinchazo y estocada tendida. Silencio.

El sexto, al que ha lidiado por el herido Manuel Perera, ha sido noble pero viniéndose a menos y parándose en el tercio final. Nuevamente, ha toreado a la verónica de forma excepcional Antonio Grande, rematando el saludo con media de rodillas. Dispuesto y entregado el torero de Salamanca en la faena de muleta (brindada también a Manuel Perera) ante un burel que ha tendido a soltar más la cara y a protestar. Acaba su labor con luquesinas. Estocada desprendida. Ovación tras aviso.

Un enorme valor ha mostrado Manuel Perera en el tercero de la tarde, marchándose ya de entrada a la puerta de chiqueros a recibirlo, no con una larga cambiada sino con gaoneras ajustadísimas. Declaración de intenciones del novillero extremeño, que instrumenta un quite por tafalleras después de un accidentado tercio de varas, puesto que el picador Félix Majada resultó derribado. Al platillo de la plaza se ha ido a iniciar su faena Manuel Perera, hincándose de rodillas para esperar de esta guisa a su oponente. Novillo bravísimo y muy encastado de El Freixo, empujando la pañosa con el hocico, con clase y hasta el final. Tandas rotundas y de mucha sinceridad de Manuel Perera, que ante todo ha dicho hoy en Vistalegre que quiere ser torero. Profundos y largos han brotado los muletazos de la tela roja que manejaba el joven espada. Trasteo muy exigente, de mano muy baja, lo que por otra parte, requería el utrero de El Freixo. Concluye la faena con unas manoletinas de gran quietud. Estoconazo echándose encima de los pitones, saliendo prendido de forma dramática. Fue conducido inmediatamente por las asistencias a la enfermería. El palco concedió una oreja, que paseó la cuadrilla de Manuel Perera.

Han saludado tras parear al tercero Javier Valdeoro y Antonio Vázquez, haciendo lo propio en el quinto José Manuel Zamorano y Fernando Sánchez.

Parte médico de Manuel Perera: “Durante el desarrollo del festejo y en el tercer novillo ha sido atendido el novillero Manuel Perera Matos, que presenta una herida por asta de toro en fosa ilíaca izquierda con un trayecto ascendente y hacia afuera de de unos 30 cm. que desgarra musculatura de pared abdominal; otro trayecto hacia arriba y adentro que penetra en cavidad peritoneal con evisceración de asas intestinales y arrancamiento de epiplón alcanzando una extensión de 40 cm. Bajo anestesia general se interviene quirúrgicamente”.

Se traslada a Hospital de Nuestra Señora del Rosario.

Pronóstico: Muy Grave

Firmado: Dr. Enrique Crespo Rubio

Imagen: Canal Toros – Movistar Plus

A %d blogueros les gusta esto: