José Fernando Molina: “Afronto la novillada del sábado en Casas Ibáñez, con la intención de darlo todo”

Al finalizar la temporada de 2019, el nombre de José Fernando Molina era uno de los que más se repetían entre los aficionados dentro del escalafón novilleril. No en vano, desde que debutó con picadores en la Feria de Albacete de 2018, sus triunfos habían sido constantes, algunos de ellos en plazas tan relevantes como Valencia, Santander, Gijón o la ya citada de Albacete, su tierra, donde en el ciclo de 2019 ratificó el éxito conseguido un año antes. En 2020 debido a la pandemia tan sólo hizo un paseíllo, en el coso francés de Dax. La temporada 2021 comienza para José Fernando Molina este sábado, 8 de mayo, en la localidad albaceteña de Casas Ibáñez. Por tal razón, hemos charlado ampliamente con el joven novillero, que nos ha relatado cómo llega al citado compromiso y las expectativas que tiene para la presente campaña.

Pregunta: Este sábado comienzas la temporada 2021 en Casas Ibáñez, con una novillada de lujo, ya que alternarás con Tomás Rufo y Juan José Villa “Villita” en la lidia de reses de Alcurrucén. ¿Con qué ánimo y mentalización afrontas este compromiso?

Respuesta: Con todo el ánimo del mundo, porque después de este tiempo que estamos viviendo de tantas pruebas, el tener una oportunidad tan buena te lleva a que lo afrontes con toda la ilusión del mundo y con la intención de darlo todo.

Pregunta: Aunque se trate de una plaza de tercera categoría, pero al organizarse tan pocas novilladas y además con la presencia de las cámaras de televisión, ¿Hace que la tarde del sábado en Casas Ibáñez cobre una relevancia especial?

Respuesta: La categoría de la plaza no influye para nada. Sale un animal que te entrega la vida y tú tienes que estar dispuesto a devolverle lo que él te da. Es un cartel bonito y atractivo, de Tomás Rufo está todo dicho, es ahora mismo el novillero puntero y se ha ganado ese puesto que ocupa y Villita es otro torero como la copa de un pino. Creo que los tres saldremos con muchas ganas y que daremos lo mejor de nosotros.

Pregunta: ¿Piensas que si las cosas salen bien el sábado puedes coger nuevamente el ambiente que tenías entre los aficionados y los profesionales?

Respuesta: No lo pienso. La intención que llevo el sábado es la de salir y entregarme. Creo que esto es un camino muy largo y hay que mirar más de cara al futuro que al momento actual. El ambiente está en cada uno, si le gusta o no mi forma de interpretar el toreo. Yo sólo quiero estar tranquilo y feliz porque toreo el sábado y no me preocupa nada más.

Pregunta: Por desgracia, la pandemia te cogió en un punto clave de tu carrera, porque al terminar la campaña de 2019 José Fernando Molina era uno de los novilleros que estaba en boca de todo el mundo, ¿Cómo has vivido tú toda esta situación de incertidumbre, el hecho de pasar en unos meses de estar toreando a no tener ninguna fecha en el horizonte más cercano?

Respuesta: El año 2020 iba a ser clave para mí ya que tenía cerrada mi presentación en Madrid, toreaba también en el mes de abril en México, así como en la festividad de la Virgen de los Desamparados en Valencia. Ver que todo eso se esfuma, es duro, sobre todo mi debut en Las Ventas, puesto que tenía muchas ganas de hacer el paseíllo en esa plaza. Ahora lo importante para mí es disfrutar del día a día, ésa es la mayor enseñanza que he sacado de esta pandemia.

Pregunta: Intentando buscar la parte positiva en algo tan dramático como es una pandemia, ¿Consideras que todo este tiempo sin apenas torear, te ha servido para madurar más y para que tu toreo evolucione?

Respuesta: A eso no te puedo responder. Cada día que entreno lo que quiero es ser feliz e ir perfeccionando mi toreo sin darme cuenta. En el año 2020, en septiembre, puede torear en Dax, que fue una tarde muy importante para mí. La pena fue que no entró la espada al primer viaje y tan sólo pude cortar una oreja. El sábado veremos a ver en qué momento me encuentro, pero lo fundamental es que la gente disfrute.

Pregunta: Cuando todo se pone tan difícil y tan complicado, incluso para torear en el campo, ¿Se valora y se disfruta mucho más cada día que haces el paseíllo o que participas en un tentadero?

Respuesta: Sí, claro, se disfruta todo mucho más. Al final, con independencia de que tengas firmada una novillada o veinte, tienes que vivirla con la misma felicidad y con idéntico compromiso.

Pregunta: Tengo entendido que actualmente estás trabajando. ¿Cómo compaginas el trabajo con los entrenamientos y con la mentalización necesaria que tiene que llevar un torero cada tarde que se enfrenta a dos animales bravos?

Respuesta: Desde que el año pasado abrieron, me puse a trabajar porque la verdad es que hace falta. Compaginarlo es lo de menos porque cuando tienes ganas, da igual la hora que sea. Lo que sí es duro es salir de trabajar e ir a entrenar, y así un día tras otro. Al final, el cuerpo lo nota. Gracias a Dios, yo puedo llevar bien ambas cosas. Cuando entreno, lo hago para disfrutar. Evidentemente, a mí lo que me gustaría es estar toreando y no trabajando, por eso creo que el sábado me vendrán a la mente todos esos días de trabajo cuando esté delante de los novillos. La mentalidad que llevo para el sábado es la de poder disfrutar y arrear, para que así el camino pueda verse un poco más despejado.

Pregunta: Hace escasas fechas, cambiaste de apoderado. Ahora es Jacinto Salazar quien dirige tu carrera profesional. ¿Qué planes tenéis para la temporada 2021?, ¿De presentarte en Las Ventas, si se dan todas las circunstancias, de torear en algunas Ferias de Novilladas, como Villaseca de la Sagra o Arnedo…?

Respuesta: Pues la verdad que no tenemos ningún plan. Sí que tenemos ilusión pero ahora mismo ni siquiera pensamos todavía en el sábado, sino en el día a día y en seguir entrenando. No hay planes porque de un momento a otro las cosas cambian, te ilusionas con algo, no sale y después te llevas una decepción. Viviendo el día a día, seguro que llegarán cosas bonitas en el futuro.

Foto: Iván García

A %d blogueros les gusta esto: