Jorge Isiegas: “La temporada 2021 me ha dado mucha moral para seguir creciendo como torero”

Jorge Isiegas fue uno de los nombres propios de la Copa Chenel, celebrada entre agosto y octubre del pasado año por distintos cosos de la Comunidad de Madrid. El torero de Zaragoza cuajó una fenomenal actuación en la corrida clasificatoria celebrada en San Martín de Valdeiglesias, pasando por ello a la Semifinal del Certamen. Transcurrido un tiempo desde la conclusión de la campaña 2021 para el diestro aragonés, nos hemos sentado para hablar con él acerca de las sensaciones vividas en el ruedo en la mencionada temporada e igualmente de sus proyectos de futuro para el recién estrenado 2022.

Pregunta: Aunque tan sólo ha toreado tres corridas en la temporada 2021, han sido tres toques de atención importantes, tanto para las empresas como para la afición en general. Ha sido como decir, que aquí hay un torero, que se llama Jorge Isiegas, que sabe torear muy bien y que hay que tenerlo en cuenta.

Respuesta: Yo creo que sí, que ha sido una temporada positiva al margen de las pocas corridas toreadas, ya que los aficionados han salido hablando de mí y para aquellos que aún no me conocían, creo que me he dado un poco más a conocer e interiormente me ha valido para afianzar muchas cosas que llevo tiempo trabajando además de que me ha dado bastante moral para seguir creciendo como torero, aunque obviamente todavía quedan muchos aspectos que mejorar.

Pregunta: En esta cuestión de llamar la atención y la repercusión de los triunfos cosechados, ha sido clave la Copa Chenel y la retransmisión de las corridas por parte de Telemadrid.

Respuesta: Sí. La iniciativa de la Copa Chenel ha sido todo un éxito, porque ha sido un Certamen muy bien organizado. Tanto para mí como para otros tres o cuatro compañeros nos ha servido para darnos a conocer, ha sido un escaparate muy positivo gracias a la televisión y a la importancia del Certamen, por las ganaderías anunciadas y el trapío de los toros que han salido, así como también por la presencia en los tendidos de numerosos aficionados de Madrid y de otros sitios. La exigencia de la Copa Chenel ha sido realmente muy grande.

Pregunta: Ahora vamos a analizar con más detalle cada una de las tardes en las que ha tomado parte en 2021. La primera corrida fue el 26 de junio en Rozas de Puerto Real, en la que cortó tres orejas, al lado de Curro Díaz y José Garrido, a toros de Antonio López Gibaja. Hábleme un poco de su actuación de aquél día.

Respuesta: La corrida de toros estuvo muy bien presentada, muy por encima de una plaza de tercera categoría. Lo que es cierto es que para ser la primera corrida de la temporada y llevar mucho tiempo sin torear debido a la pandemia, fue una tarde muy positiva, que pude redondear con la espada. En conjunto, se trató de una tarde que interiormente me aportó mucho.

Pregunta: De esa fecha pasamos al 12 de septiembre en San Martín de Valdeiglesias, en un festejo perteneciente a la Copa Chenel. Al primer toro suyo, de la ganadería de Los Eulogios, le cuajó una gran faena, rotunda, maciza, llena de temple y gusto, definitoria del momento que atraviesa un torero.

Respuesta: En este caso se juntaron varios factores a mi favor, que el toro embistió muy bien y también tuve la suerte de encontrarme con unos aficionados y una plaza con una sensibilidad especial, que enseguida supieron captarlo. Por el pitón izquierdo disfruté mucho con el toro, en cambio por el derecho no fue tanto. La faena fue muy mejorable pero en ella se pudieron intuir cosas importantes. También te puedo decir que me permitió expresarme en una forma en la que llevo tiempo trabajando. Hubo bastante sentimiento en la faena, sobre todo en tres o cuatro tandas en las que pude torear abandonado y en las que me rompí con el toro.

Pregunta: Ese animal de Los Eulogios tuvo bastantes virtudes: nobleza, fijeza, clase, humillación…, pero había que estar a la altura de esa embestida y cuajarlo, sobre todo al natural, como usted lo hizo.

Respuesta: Sí, el toro tuvo muchísimas virtudes pero también es cierto que te pedía torearlo despacio, que lo engancharas con los vuelos. Al ser un toro bravo era necesaria mucha sincronización con él y una buena dosis de entrega por ambas partes. En algunos momentos de la faena, así fue.

Pregunta: Un toro como ése de Los Eulogios debe de dar mucha confianza, de aportar mucho, de enseñar cosas.

Respuesta: Sí. Es verdad que los toreros siempre buscamos el toro extraordinario, como fue éste de Los Eulogios, pero conforme vas toreando te das cuenta que salen muchos más toros con dificultades que como éste. Cuando se tiene la fortuna de sortear un toro con esas cualidades hay que aprovecharlo para triunfar y, dejando a un lado los números, también para que la gente hable, comente la faena y la recuerde. Yo lo que busco es que lo que puedas hacer delante de un toro guste al público y tenga trascendencia entre los aficionados.

Pregunta: Su segundo toro en San Martín de Valdeiglesias fue un ejemplar de la divisa de Dolores Aguirre, que sacó buen fondo de nobleza y que, aprovechándole la inercia con la que venía y buscándolo entre muletazo y muletazo, también le sacó partido.

Respuesta: Exacto. A ese toro había que aprovecharle las inercias, y por el lado derecho tuvo tres o cuatro series buenas, con momentos importantes. Posiblemente, el final de faena no fue rotundo, que es algo que tengo que mejorar, pero que de haberla redondeado más y con un mayor acierto con la espada, hubiera sido también muy importante. Ése toro de Dolores Aguirre fue totalmente distinto al de Los Eulogios, con más complicaciones pero también tuvo virtudes. En esas tres o cuatro tandas que he dicho anteriormente, el animal se entregó y yo también lo hice.

Pregunta: En este caso, la pena fue el acero, que al contrario de lo que sucedió con el astado de Los Eulogios, no le funcionó tan bien y dejó sin premio tangible su labor.

Respuesta: Sí, también fallé con el descabello. Era un toro muy hondo y por eso tardó en echarse, por lo que la gente también se enfrió un poco.

Pregunta: Gracias a la magnífica actuación que ya hemos relatado en San Martín de Valdeiglesias, pudo clasificarse para la Primera Semifinal de la Copa Chenel, que se celebró en Valdemorillo el 16 de octubre. Pero en esa jornada la fortuna no le acompañó en el lote, puesto que ni el cornúpeta de Zacarías Moreno, que tan sólo se prestó de salida con el capote, ni el de Prieto de la Cal, le permitieron lucirse.

Respuesta: En San Martín de Valdeiglesias me tocó la cara y en Valdemorillo la cruz, porque no me embistió ningún toro y poco pude hacer al margen de los ocho o diez lances que le di al primer toro, que por otro lado, también calaron con fuerza en los tendidos. Zacarías Moreno lidió tres toros muy buenos y el mío tenía mucha clase pero después me dijeron que en los corrales el animal se cayó y estuvo bastante tiempo en una posición muy mala, y eso pienso que le afectó posteriormente en la coordinación.

Pregunta: Esas circunstancias el público las desconoce pero influyen mucho después durante la lidia.

Respuesta: Totalmente, por eso es tan difícil que embista un toro y que el torero lo entienda y le pegue veinte muletazos. Por esa razón, cuando esto sucede es muy bonito y a todo el mundo le gusta porque se tienen que reunir muchas cosas.

Pregunta: Claro está que la pandemia ha afectado y aún sigue afectando a todos los sectores de la economía y de la sociedad, incluido el taurino evidentemente. Pero a toreros como usted, que tomó la alternativa justo antes del inicio de la pandemia, en la Feria del Pilar de Zaragoza de 2019, pues imagino que de forma especial o más intensa que a otros diestros, porque el buen ambiente que dejó con su alternativa en el Coso de la Misericordia se esfumó con el parón ocasionado por la irrupción del Covid-19.

Respuesta: El día de mi alternativa fue muy especial y bonito, además la corrida fue televisada por Canal Toros. Era uno de los carteles fuertes de la Feria del Pilar de Zaragoza de ese año, con Julián López “El Juli” de padrino y Paco Ureña de testigo y toros de Núñez del Cuvillo, que para mí fue un sueño, y que me dio mucho. De hecho, tenía firmados varios contratos al inicio del año 2020, justo antes de la llegada de la pandemia. A nivel sanitario ha sido muy duro y personalmente para mí también, porque frenó mi carrera totalmente.

Pregunta: Anímicamente debió ser un golpe muy duro porque, si bien es cierto, que casi siempre después de la alternativa se produce un parón en cuanto a actuaciones, en este caso el parón ha sido mucho más prolongado por la situación sanitaria.

Respuesta: Sí. Pero bueno las circunstancias han venido así, hay que asumirlas y afrontarlas. Ahora lo importante es que esta situación pase pronto por el bien de todos y pensar ya en este año.

Pregunta: Para finalizar, usted aunque es de Zaragoza se ha hecho torero en Madrid y de novillero consiguió triunfos relevantes en Las Ventas, lo que le ha llevado a tener bastante cartel en el coso venteño. ¿Tiene como objetivo o tiene en mente confirmar alternativa este año en Madrid o, por el contrario, prefiere rodarse antes por otras plazas y acudir a Las Ventas con más bagaje de actuaciones?

Respuesta: Todavía es pronto para eso. Depende de muchas cosas y también de lo que decida mi apoderado. La verdad es que a Madrid hay que llegar muy preparado y, de momento, prefiero pensar en el día a día. Las prisas en el toreo no son buenas y, por eso, hay que meditar bastante cuándo acudir a Las Ventas. Aunque mis actuaciones en estos años han tenido mucha repercusión lo cierto es que he toreado muy poco, por lo que hay que ir paso a paso.

Foto: Juan Revelles – Asociación Nacional de Fotógrafos Taurinos

A %d blogueros les gusta esto: