Feliz debut con picadores de Alejandro Peñaranda, a hombros con Curro Díaz y El Fandi, en Iniesta

Plaza de toros de Iniesta (Cuenca). Reinauguración de la plaza. Corrida de toros mixta. Casi lleno dentro del aforo permitido. Cuatro toros de Las Ramblas, de diferente condición, el 5º, “Jota”, nº 60, premiado de forma incomprensible con la vuelta al ruedo, y dos novillos de Enrique Ponce, mejor el tercero.

Curro Díaz (Azul pavo y oro): Ovación y 2 orejas.

David Fandila “El Fandi” (Grana y oro): Ovación y 2 orejas.

El novillero Alejandro Peñaranda, que debutaba con picadores (Verde botella y oro): 1 oreja y 1 oreja.

Antes de dar suelta al primer toro de la tarde, el Alcalde de Iniesta ha entregado al hijo del ganadero de Las Ramblas Daniel Martínez, recientemente fallecido, un recuerdo conmemorativo.

Día para el recuerdo, seguramente, para Alejandro Peñaranda, que tras una brillante carrera como novillero sin picadores, hoy ha debutado con caballos ante sus paisanos de Iniesta, al lado de dos figuras del toreo y con las cámaras de CMMedia en directo.

El novillo del debut, que atendía por “Guionista”, ha sido noble aunque algo falto de raza. Alejandro Peñaranda lo ha recibido de forma muy animosa con el capote, lanceando con buenas maneras. El inicio de faena ha resultado rotundo, quedándose ya de entrada con la embestida de su antagonista. Templado, asentado, seguro y muy tranquilo el joven debutante, que le ha hilvanado un quehacer macizo, con muletazos de trazo largo y poderoso. Pinchazo, estocada trasera y contraria (de la que sale prendido por la banda de la taleguilla) y dos descabellos. Una oreja.

El sexto se ha movido con mal estilo, soltando la cara y rebrincándose. Alejandro Peñaranda se luce en un quite por saltilleras, de planta muy quieta. Firme y decidido el novillero de la Escuela Taurina de Albacete, imponiéndose a la complicada condición de su oponente. Dos pinchazos y estocada. Una oreja.

El primer toro de la tarde no ha hecho buena pelea en varas, saliendo suelto del caballo. Tremenda voltereta al colocar las banderillas a Óscar Castellanos, por suerte sin consecuencias. Con ese punto de tener escasa casta, el astado de Las Ramblas ha sido noble en la muleta de Curro Díaz, que lo ha toreado con mucho pulso y gusto. Pinchazo, media estocada y descabello. Ovación.

La obra grande de Curro Díaz ha llegado con el cuarto de la función, un burel que ha roto a embestir con calidad y clase en el tercio final. Gran faena del torero de Linares, que le ha enjaretado al morlaco de Las Ramblas naturales de categoría, manejando la pañosa al ralentí con esa mano. Todo el conjunto además interpretado con el personal sello de Curro Díaz. Estoconazo. Dos orejas.

El segundo ha sido un toro realmente complicado y costoso de estar delante de él. Corto recorrido, sin emplearse en las telas y ciñiéndose bastante al cuerpo del torero. Oficio y recursos de El Fandi, que necesita de tres viajes con el estoque y un golpe de verduguillo para atronar al ejemplar de la divisa albaceteña.

Al quinto lo ha saludado David Fandila con una larga cambiada en el tercio, prosiguiendo después con un buen ramillete de verónicas. Un total de cuatro pares de banderillas ha dejado sobre el toro de Las Ramblas el matador granadino, poniendo los tendidos en pie. Trasteo vibrante y de mucha entrega y garra de El Fandi, que a pesar de que el animal estaba rajado, le ha dado fiesta con muletazos de todos los colores, incluido algún desplante de rodillas. Cierra su labor con manoletinas. Estocada baja. Dos orejas para El Fandi y vuelta al ruedo para el toro.

Al término de la corrida la terna de actuantes han salido en hombros por la puerta grande.

Imagen: CMMedia

A %d blogueros les gusta esto: