Emotivo homenaje al Maestro Eloy Cavazos en Las Ventas

Se cumplieron ya 50 años de aquella tarde del 27 de mayo de 1972, en la que el maestro mexicano Eloy Cavazos salió a hombros por la Puerta Grande de Las Ventas de Madrid por segunda vez, tras cortarle dos orejas a «Azulejo» de 600 kilos, de la ganadería de Amelia Pérez Tabernero, por lo que el pasado viernes 27 de mayo a mediodía, el Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid rindió un merecido y emotivo homenaje al “Pequeño Gigante” regiomontano en el ruedo de Las Ventas de Madrid con un entradón en la que se reunieron personas del mundo taurino y sobre todo mexicanos que hicieron el viaje para este acontecimiento.

Desde su llegada el maestro Cavazos se le mostró alegre acompañado de sus hijos y de muchos amigos en la que todo el mundo quería la foto con el torero de época, para después pasar al ruedo en un acto de reconocimiento y homenaje, en la que el matador de toros Miguel Abellán, en su calidad de director de Asuntos Taurinos de Madrid le entregó una placa conmemorativa y tuvo palabras de elogio no solo para Eloy, con quien alternó en 1991 en la Corrida de la Prensa de aquel año, compartiendo cartel también con Enrique Ponce, sino para otros toreros mexicanos que han ido y dejado muestras de su calidad interpretativa, reiterando que “Lo de hoy en Madrid fue único”.

Ahí, frente a su esposa Mari Ángeles, y su hijo mayor, el maestro Eloy compartió sus sensaciones de cómo vivió aquella tarde en la que alternó con Fermín Murillo y José Fuentes y de cómo después de que ya se había ido por delante el primer espada cortando una oreja, él tuvo que echar el resto y apostar ante «Azulejo», el que cerró plaza pesando 600 kilos, proveniente de la ganadería de doña Amelia Pérez Tabernero, al que finalmente después de la estocada le cortó las dos orejas.

Desde entonces la puerta se cerró para los mexicanos. Hoy, Cavazos está esperando el momento de ver salir a hombros a otro mexicano y quizá no esté muy lejos en su apreciación después de que ha vertido elogios a Isaac Fonseca.

El mariachi apareció de pronto para interpretar las notas de «El Rey» y «México Lindo y Querido» mientras sus amigos entre ellos el periodista Juan Antonio Hernández lo paseaban a hombros incluso llegando hasta la Puerta Grande, en un acontecimiento especial de cruzar esa puerta con la multitud de amigos, paisanos y muchos más 50 años después.

En el acto estuvieron presentes un buen número de medios internacionales y personalidades como Vicente Ruiz «El Soro», César Rincón, Joselito Adame, Juan Fernando, Giovanni Aloi, Victorino Martin, Juan Pablo Corona, Manuel Sescosse, periodistas y peñistas y tantos más amigos que viajaron desde México para estar presentes en este acto.

Una vez terminado el acto el empresario y ganadero Juan Pablo Corona de Fomento Cultural Tauromaquia Hispanoamericana, ofreció una comida en el Hotel Wellington de Madrid en honor al maestro Eloy Cavazos además de presentar y entregar un ejemplar con el contenido escrito y fotos de quel día de la salida hombros.

Emilio Méndez – Suerte Matador

A %d blogueros les gusta esto: