El viento y la descastada condición de los toros de Valdefresno marcan la corrida en Madrid

Plaza de toros de Las Ventas de Madrid. 17ª Feria de San Isidro. 13ª Corrida de toros. Dos tercios de entrada. Astados de la ganadería de Valdefresno, mansos, descastados y con poca o nula clase, saliendo sueltos y huyendo de las telas. Los mejores 1º y 3º.

Daniel Luque (Carmesí y oro): Silencio y Saludos tras aviso.

José Garrido (Verde agua y azabache): Vuelta al ruedo tras petición y aviso y Silencio.

Juanito, que confirmaba alternativa (Malva y oro): Silencio tras aviso y Silencio tras dos avisos.

Incidencias: El fuerte viento ha molestado durante toda la tarde, condicionando mucho las lidias de los toros.

Corrida áspera, difícil y poco agradecida de Valdefresno jugada hoy en Las Ventas, perjudicada también, como ya queda dicho, por la elección de terrenos que han tenido que hacer los toreros para protegerse del intenso viento que soplaba en el coso de la calle Alcalá.

Daniel Luque ha sorteado en primer lugar un toro que ha ido ganando en complicaciones conforme avanzaba la lidia, sin clase alguna, dando cabezazos continuamente y con mucha brusquedad en su embestida. Muy dispuesto y muy firme el torero sevillano, que pese a todos los inconvenientes ha estado en todo momento muy sereno. Dos pinchazos, estocada y descabello. Silencio.

El cuarto tampoco ha ofrecido apenas más que alguna embestida con más entrega, gracias también al buen planteamiento de faena de Daniel Luque, que ha esperado mucho a que el animal metiera la cara en el engaño para tirar de él. Valor, poder y compromiso del diestro de Gerena, que ha terminado imponiéndose a un burel que se raja al final del trasteo. Concluye el mismo con luquesinas. Estocada en lo alto. Saludos tras aviso.

El toro que ha brindado más posibilidades de lucimiento a su matador ha sido el tercero, que ha salido suelto también de los encuentros con los de luces pero que después ha embestido con más entrega y transmisión en la muleta de José Garrido, sobre todo por el pitón izquierdo. Claridad de ideas y entrega del torero extremeño, que ha conseguido correrle la mano con buen aire, por abajo, en una serie de naturales en la que el de Valdefresno ha hecho las cosas con más profundidad y clase. Por el pitón derecho, tenía tendencia a huir bastante más. El punto y final a la faena de José Garrido han sido unas ajustadas manoletinas. Estocada arriba. Vuelta al ruedo tras petición y aviso.

Con el quinto tan sólo ha podido demostrar José Garrido su buena actitud y sus ganas, puesto que el cornúpeta salía suelto a cada intento del diestro extremeño por fijarlo en la franela, con una más que evidente falta de raza. Media estocada en buen sitio. Silencio.

El toro de la confirmación de Juanito ha sido otro de los toros de Valdefresno que ha regalado alguna que otra embestida más enclasada de los seis que han pisado hoy el ruedo venteño. El animal ha sido noble, fundamentalmente por el pitón derecho, haciéndose necesario empujarlo mucho de mitad de muletazo hacia delante para que terminara el viaje. Por ahí, cuando Juanito le ha dejado la pañosa en la cara, ha logrado alguna tanda meritoria. Necesita de tres intentos con el estoque. Silencio tras aviso.

El astado que ha cerrado la corrida tampoco le ha permitido a Juanito nada más que estar voluntarioso para hacer frente al constante cabeceo del ejemplar de Valdefresno, que además lo hacía con violencia para atrapar el trapo rojo que le ofrecía el torero portugués. Al final, se atasca con el descabello y suenan hasta dos recados presidenciales. Silencio tras dos avisos.

Óscar Bernal, en el 3º y Aitor Sánchez, en el 5º, han realizado lo más destacado en varas mientras que con las banderillas mencionar a Raúl Caricol y Alberto Zayas, en el 2º; José Chacón, en el 3º; y Juan Contreras y, otra vez, Alberto Zayas, frente al 4º.

Fotos: Alfredo Arévalo – Plaza 1

A %d blogueros les gusta esto: