El toreo goza de buena salud en Toledo

Plaza de toros de Toledo. Corrida mixta con motivo del Corpus Christi. Media entrada. Toros de El Cortijillo, los mejores 1º y 5º, y novillos de Alcurrucén.

Eugenio de Mora (Azul pavo y oro): 1 oreja con petición de la segunda y 1 oreja.

Álvaro Lorenzo (Grana y oro): 1 oreja y 2 orejas.

El novillero Tomás Rufo (Verde esperanza y oro): Ovación tras aviso y Vuelta al ruedo tras fuerte petición de oreja.

Se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de los fallecidos durante la pandemia al finalizar el paseíllo. Seguidamente, se ha interpretado el Himno de España.

Excelente tarde de toros la vivida hoy en Toledo, propiciada por un buen encierro, en conjunto, de El Cortijillo y Alcurrucén, y una terna de espadas que han estado muy dispuestos y entregados durante todo el festejo, sin dejarse nada dentro.

El toro que ha abierto la corrida ha tenido una gran franqueza en la embestida, fijeza, recorrido y calidad. Por ello, Eugenio de Mora, observadas ya esas cualidades, ha comenzado su faena toreando en redondo de rodillas. Temple y mucho mando en la muleta del diestro toledano, que ha intentado siempre ligar los muletazos para conseguir que las tandas fueran más reunidas. Firme y entregado Eugenio de Mora. Estocada algo tendida. Una oreja con petición de la segunda.

El cuarto ha tenido diferente condición. Le ha costado humillar e ir hacia adelante. Trasteo de un gran soporte técnico de Eugenio de Mora, que somete por abajo a su antagonista, llevándolo en todo momento muy en la mano y esperando a que metiera la cara en el engaño, dándole sus tiempos. Pinchazo y estoconazo. Una oreja.

El segundo de la suelta ha sido noble y manejable, pero con poca clase y con el defecto de ceñirse bastante al cuerpo del torero. Muy firme y valiente Álvaro Lorenzo, que dejó su carta de presentación ya con el capote en un sensacional quite por tafalleras y cordobinas. La magnífica colocación que ha tenido Álvaro Lorenzo frente al animal de El Cortijillo ha sido una de las claves del trasteo, además de su inteligencia y frescura de ideas para pensar delante de la cara del burel. De infarto, las bernadinas de cierre. Pinchazo y fenomenal estocada. Una oreja.

El quinto ha sido un toro de una enorme clase y calidad. Álvaro Lorenzo lo ha cuajado a placer, desde el inicio de faena (brindada al cielo) en el platillo de la plaza de Toledo con dos pases cambiados por la espalda de suma lentitud. Labor preñada de torería, de sentimiento, de expresión, de empaque y, como no, de temple y despaciosidad, una de las señas de identidad de la particular tauromaquia de Álvaro Lorenzo. Naturalidad, armonía, con el toreo más clásico y puro brotando de la muleta de un joven matador toledano. Los ayudados de cierre, soberbios. Estocada algo trasera. Dos orejas.

Solamente el mal uso de los aceros ha impedido a Tomás Rufo pasear trofeos esta tarde en Toledo. El tercero se lo pensado de salida con el capote, midiendo a los toreros. Firme, resolutivo y con la mente despejada Tomás Rufo, que ha logrado los momentos álgidos del trasteo al manejar la mano izquierda. Largos y profundos los naturales del novillero de Pepino. Concluye con unas luquesinas. Dos pinchazos y más de medio espadazo. Ovación tras aviso.

En el sexto ha formado un verdadero alboroto con el capote Tomás Rufo, al ejecutar un quite por gaoneras en el que en cada viaje los pitones le han rozado la taleguilla. Por estatuarios en el centro del ruedo ha empezado su faena Tomás Rufo, entregado al máximo, dejándole la muleta adelante y sin darle la opción al novillo de pensar. Asentado, con un valor natural tremendo y roto por momentos, ha puesto la plaza de Toledo en pie. Necesita de dos entradas con el estoque y otros dos golpes de verduguillo para atronar a su enemigo. Vuelta al ruedo tras fuerte petición de oreja.

Entre las cuadrillas, resaltar la labor lidiadora de Juan Carlos Ruiz en el primero; José Luis Triviño en el cuarto y Sergio Aguilar en el quinto. Con las banderillas, mencionar a Fernando Sánchez, tanto en el tercero como en el sexto, y a José Ignacio Rodríguez “Puchi” y Alberto Zayas, en el quinto.

Fotos: Álvaro Ramírez – Burladero TV

A %d blogueros les gusta esto: