Venegas y José Garrido sobresalen en el festival de Villacarrillo

Plaza de toros de Villacarrillo (Jaén). XIX Festival Taurino a beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer. Dos tercios de entrada. Ejemplares de la divisa de Murube, los mejores cuarto y quinto.

El rejoneador Andy Cartagena: 1 oreja.

Venegas: 2 orejas y 2 orejas y rabo en el que mató por Pablo Aguado.

Román: 1 oreja tras aviso.

José Garrido: 2 orejas tras aviso.

El novillero Carlos Enrique Carmona: 1 oreja.

Al finalizar el paseíllo se interpretó el Himno de España, que fue aplaudido y seguido en pie por el respetable. Seguidamente, se entregaron distintos reconocimientos a todos los actuantes del festival, así como al personal de plaza, a la empresa organizadora (Euro Tauro Luján) y al Excmo. Ayto. de Villacarrillo.

Pablo Aguado no ha podido actuar debido a una indisposición que lo ha mantenido durante toda la tarde en la enfermería de la plaza y que le ha impedido lidiar a su astado.

De espectacular cabe calificar la labor de Andy Cartagena frente al primero de la suelta, astado con poco celo y al que había que llegarle mucho. Con conocimiento y oficio, aprovecha el rejoneador alicantino los terrenos donde el cornúpeta ofrecía mayores posibilidades. Destaca a lomos de “Luminoso”, con una levadas que ponen en pie a los tendidos, y con “Jinocente”, sobre el que coloca un par de banderillas a dos manos sin cabezada. El fallo con el descabello, tras dejar un rejonazo algo trasero, deja su premio en una oreja.

Muy dispuesto y entregado ha estado Venegas ante el segundo de la tarde. El de Murube ha adolecido de falta de entrega y de fijeza, llegando al tercio final con poco fuelle. El torero de Beas de Segura le ha ejecutado una faena plena de voluntad, poniendo sobre la arena todo lo que le faltaba a su oponente. En el último tramo del trasteo se pega un auténtico arrimón. Estocada tendida. Dos orejas.

El tercero no ha sido nada sencillo puesto que era un tanto áspero y tendía a cabecear para atrapar el trasto. Román ha estado muy firme y seguro, enfibrado, dejándole la muleta en la cara y tirando de él con decisión. Pinchazo hondo perpendicular y descabello. Una oreja tras aviso.

El cuarto del festejo ha presentado distinta condición, noble, con más entrega y calidad en sus embestidas. Algo que ha sabido aprovechar José Garrido a la perfección, cuajando un trasteo de altura, con pasajes de gran toreo y con mucho gusto por parte del diestro extremeño. Temple y ligazón han sido los ingredientes principales de las tandas, mejores las ejecutadas por el pitón derecho ya que por el izquierdo el astado de Murube tenía menos ritmo y era más brutote. Concluye con molinetes encadenados, algunos de ellos de rodillas. Buena estocada. Dos orejas tras aviso.

Como queda dicho, Venegas se ha hecho cargo también de la lidia del quinto de la tarde. Ejemplar de excelentes cualidades, como la nobleza, la clase o el ritmo en las embestidas. El matador jienense ha hilvanado una labor importante, toreando muy despacio y con gran quietud, dejando para el recuerdo varias series en redondo de rodillas. Finzaliza el trasteo con manoletinas. Estocada arriba y descabello. Dos orejas y rabo.

Ha cerrado el festival el novillero de la Escuela Taurina de Jaén, Carlos Enrique Carmona, que ha recibido a su antagonista con una espaldina de rodillas en el centro del ruedo. Buen concepto ha exhibido el joven espada, firmando los mejores momentos de su labor muleteril con la mano zurda. Unas ajustadas manoletinas han puesto punto y final a la faena. Dos entradas a matar sin muleta. Una oreja.

 

A %d blogueros les gusta esto: