Un siglo de la muerte de José Gómez Ortega “Joselito El Gallo”

Hoy, 16 de mayo de 2020, es un día especial para la Tauromaquia. Cada 16 de mayo lo es, pero este año, si cabe, aún más. Hoy hace un siglo caía herido de muerte en las astas del toro “Bailaor”, de la ganadería de la Viuda de Ortega, uno de los toreros fundamentales en la historia de la Fiesta, José Gómez Ortega “Joselito El Gallo”.

El suceso tuvo lugar en la plaza toledana de Talavera de la Reina y conmocionó extraordinariamente a la sociedad española de la época, ya que era uno de los diestros, junto con Juan Belmonte, sobre los que pivotaba el toreo desde hacía ocho años, cuando se había convertido en matador de toros en la Maestranza de Sevilla.

Manifestar, sin miedo a equivocarse, que Gallito fue un diestro dominador absoluto, tanto delante del toro como en los despachos, que atesoraba un concepto del toreo largo, fácil, lo mismo con el capote que con las banderillas, la muleta y la espada, para él no había suerte que no alcanzara a dominar. Además fue capaz de moldear el toro que salía por chiqueros en aquella época (segunda década del siglo XX), haciendo que los ganaderos criaran un animal cada vez más noble y que tuviera una mayor duración en las faenas de muleta, en definitiva, puso la primera piedra del toro actual. Del mismo modo, tuvo una importancia decisiva en la construcción de las plazas de toros monumentales, caso de Barcelona, Sevilla o Madrid (Las Ventas), acercando con ello la Tauromaquia a las clases menos pudientes.

Sobre la vida y el toreo de José Gómez Ortega hay multitud de publicaciones, pero una de las que más trascendencia ha tenido en los últimos años y buscada por los aficionados, es la que firmó en 1999 el periodista y escritor Paco Aguado, “Joselito El Gallo. El Rey de los Toreros”, que precisamente ahora, aprovechando la conmemoración del centenario del fallecimiento del espada sevillano, se ha reeditado. Se trata de una edición revisada y ampliada, con prólogo del Maestro Luis Francisco Esplá y publicada por la Editorial “El Paseo”. Se podrá adquirir en las librerías a partir del próximo 1 de junio.

Esta mañana, el grupo “Toreros de San Bernardo”, creado hace unos meses dentro de la Hermandad sevillana de San Bernardo, ha realizado una ofrenda de flores en recuerdo de Gallito, a los pies del único vestigio que queda en pie de la Monumental hispalense, plaza inaugurada por el torero de Gelves en junio de 1918.

Foto: Prensa Hermandad de la Macarena

A %d blogueros les gusta esto: