Triunfal tarde en San Luis Potosí

Juan Pablo Llaguno, el máximo triunfador al cortar dos orejas

Este domingo se celebró en el lienzo charro “El Refugio”, de San Luis Potosí, un festival en el que el máximo triunfador fue el matador de toros Juan Pablo Llaguno al cortar las dos orejas a un ejemplar de la ganadería de Espíritu Santo que fue merecedor del arrastre lento. El rejoneador potosino Sebastián Torre, cosechó un trofeo, al igual que el matador de toros Alejandro Martínez Vértiz, mientras que Pablo Labastida, y Camonin, fueron ovacionados. El festejo que registró una muy buena entrada, lidiándose cuatro ejemplares del hierro de Espíritu Santo, de juego variado, y uno más de Monte Caldera, que tuvo calidad.

Sebastián Torre abrió plaza con un buen ejemplar de Espíritu Santo que tuvo movilidad y al que aprovechó a cabalidad luciendo en las diversas suertes. Colocó un rejón de castigo y después toreó muy templado, toreando de costado, y gustándose con las banderillas. Mató al segundo viaje  y cosechó una oreja.

El matador de toros Alejandro Martínez Vértiz destacó con la rúbrica de su saludo al soltar la punta del capote, con la muleta tuvo a un ejemplar complicado que se revolvía. Voluntariosa fue la actuación del diestro que dejó destellos de calidad por el pitón derecho por lo que cortó una oreja de peso.

El matador de toros Juan Pablo Llaguno cosechó dos orejas tras una faena con empaque y torería por ambos lados, luciendo sobre todo por el toreo derechista con el que dejó muletazos muy templados. Tras la buena colocación de la espada cortó dos orejas y el novillo fue premiado con el arrastre lento.

Pablo Labastida tuvo al novillo más complicado de la tarde, deslucido y con pocas opciones, con el que dejó detalles de gran calidad con el percal y la muleta, siempre con el sello que le caracteriza. Voluntad y esfuerzo tuvo el potosino que fue aplaudido escuchando antes un aviso.

Grato sabor de boca dejó el también potosino Camonin quien se gustó con el capote, dejando la solvencia en los tres buenos pares de banderillas que colocó, y construyendo una labor de mucha calidad con la muleta, con series por ambos lados en las que corrió la mano, gustándose y conectando con la afición. El toro tardó en doblar y por ello se esfumó la posibilidad de tocar pelo, siendo aplaudido.

Ficha: Festival Taurino celebrado en el Lienzo Charro “El Refugio”, de San Luis Potosí, registrándose cerca del lleno. Se lidiaron cuatro ejemplares de Espíritu Santo, primero y tercero de arrastre lento; y uno más de Monte Caldera de buen juego.

Sebastián Torre, oreja.

Alejandro Martínez Vertiz, oreja.

Juan Pablo Llaguno, dos orejas.

Pablo Labastida, palmas.

Camonin, palmas.

Prensa Promotoreando

A %d blogueros les gusta esto: