Triple puerta grande en Tomelloso

Plaza de toros de Tomelloso (Ciudad Real). 1º Festejo de la Feria. Con un casi lleno, se han lidiado ejemplares de El Vellosino (1º, 2º y 5º), Núñez del Cuvillo (3º y 6º) y Torrealba (4º). El mejor el 3º.

Juan José Padilla (Azul noche y oro): 2 orejas y Silencio.

Julián López “El Juli” (Caldera y oro): 2 orejas y 2 orejas.

Alejandro Talavante (Malva y oro): 2 orejas y Silencio tras aviso.

Al romperse el paseíllo, se procedió a entregarle una placa a Juan José Padilla.

Corrida triunfal la que ha tenido lugar esta tarde en la plaza manchega de Tomelloso, con un público festivo que casi ha llenado dicho coso taurino.

Con una larga cambiada ha saludado Juan José Padilla al astado de El Vellosino que ha abierto el festejo, que si bien ha sido noble ha tenido poca fuerza y transmisión. Coloca banderillas el propio matador, destacando el último par al violín. Inicia la faena de muleta el torero jerezano de hinojos, pegado a tablas, prosiguiendo después con series cortas y a media altura, para no obligar al cornúpeta. Temple y mimo en la pañosa del Ciclón. Finaliza su labor con molinetes de rodillas y desplantes. Más de media estocada algo desprendida. Dos orejas.

Frente al cuarto, con el hierro de Torrealba, ha conseguido Padilla alargarle el viaje en su embestida a base de técnica y de consentirlo. El final más metido con el toro, llega más los tendidos. Los dos pinchazos previos a la estocada, dejan el balance de Juan José Padilla en silencio.

El Juli ha sido el triunfador numérico de la corrida, al pasear un total de cuatro apéndices. Su primero, de El Vellosino, estaba escaso de fuerza aunque con el temple que le ha imprimido el torero madrileño a los trastos ha logrado una faena de gran mérito. Ha pulseado las embestidas a la perfección, sin someterlo en ningún momento, en tandas de gran ligazón. Buena estocada. Dos orejas.

El quinto, también de la divisa de El Vellosino, también ha tenido poca fuerza y transmisión, exigiendo del torero temple, técnica y fibra para así conseguir que trascendiera la faena. Eso es lo que ha hecho El Juli, metiéndose después en terrenos de cercanías, llegando a dar varios molinetes de rodillas. Estocada entera. Dos orejas.

Improvisación e imaginación es lo que ha tenido el recibo capotero de Alejandro Talavante al tercero de la suelta. De inicio, le ha endosado dos largas interpretadas de pie, continuando con lances a pies juntos y torero remate. Nobleza y fijeza han sido dos de las virtudes del toro de Núñez del Cuvillo, al que ha exprimido el diestro extremeño en una labor de altos vuelos, con tandas de muletazos profundos, sacando la tela roja por debajo de la pala del pitón. Concluye con ajustadas manoletinas. Se entrega a la hora de matar, saliendo trompicado y con la taleguilla rota. Estocada tendida y dos golpes de verduguillo. Dos orejas. Tras dar la vuelta al ruedo pasa a la enfermería.

El sexto le ha brindado pocas opciones de triunfo a Alejandro Talavante ya que se ha rajado con descaro en la faena de muleta. Intenta el torero hilvanar trasteo dejándole la pañosa en la cara para evitar que el astado se fuera, voluntad y ganas de agradar. La labor de cuadrar al toro ha resultado complicada, dada su mansedumbre. Marra con los aceros. Silencio tras aviso.

Al término del espectáculo, la terna al completo ha abandonado el coso de Tomelloso en volandas.

A %d blogueros les gusta esto: