Trigueros, en hombros al igual que Expósito, al que le sonaron los tres avisos tras negarse a matar al extraordinario “Bocaza” de El Parralejo en Alicante

Segunda de las clases prácticas de estas Hogueras 2019 con lleno en el tendido de sombra.

Abrió la tarde Jordi Pérez “El Niño de las Monjas” de la Escuela Taurina de Valencia. Recibió al de El Parralejo a la verónica y quite variado por chicuelinas, tafalleras y remate de rodillas. Se lo sacó a los medios por alto y respondía por el pitón derecho aunque buscando la salida. Le costó al valenciano encontrar los terrenos y lo dio todo en el cierre con cambios de mano y manoletinas. La espada entró casi entera baja y cortó la primera oreja de la tarde.

José María Trigueros de la Escuela de Murcia actuó en segundo lugar. Firme con el capote de salida y ya con la muleta elaboró faena a más. Fue hilvanando y ligando tandas por ambos pitones y toreros los remates con el de pecho. Se dobló con él al final y dejó una buena estocada al segundo intento. Dos orejas.

No pudo realizar toreo de capa Kevin Alcolado, de la Escuela de Alicante,  con el tercero pero antes, en el segundo dejó un ceñido quite. El astado tenía genio y fuerza en la embestida y tuvo que obligarle el alicantino y exigirle por abajo. Lo mejor llegó en dos tandas al natural muy encajado y alargando los muletazos. Se lo pensaba el de El Parralejo para arrancarse pero cuando lo hacía, transmitía. Se repuso Alcolado a dos desarmes y no le dudó. Cerró con manoletinas y al cuarto intento dejó una entera tras la que paseó una oreja. Vuelta al ruedo al tercero de El Parralejo.

Marcos Andreu, de la Escuela de Castellón, se fue a esperar al cuarto a la puerta de chiqueros y continuó con otras dos largas cambiadas de rodillas. La faena tuvo dos momentos claves ante un astado con la embestida algo más descompuesta que sus hermanos, el inicio de rodillas aguantando estoicamente y el final también echando rodilla en tierra antes de las bernadinas de cierre. Al cuarto intento entró la espada y paseó una oreja.

Cristian Expósito, de la Escuela de Alicante, recibió al quinto a la verónica. Puso el alicantino banderillas, el segundo par al quiebro con total entrega. En faena de muleta llegaría el delirio con un gran animal de El Parralejo. Se sucedían las tandas por ambos pitones, al natural se encajaba extraordinariamente Expósito, alargando muletazos interminables de mano baja. No se cansaba de embestir el astado ante un novillero cuajado que toreó muy despacio a placer. El público empezó a pedir el indulto con fuerza y seguían los naturales. Se negó a matarlo el joven que lo exprimió hasta que le sonaron los tres avisos. Dos vueltas al ruedo y saludó junto al mayoral.

Cerró la tarde Juan José Alba, de la escuela de Alicante. Le tocó un áspero de El Parralejo que pronto le echó el ojo y recibió dos fuertes palizas. Se repuso el joven que dejó una gran disposición y que escuchó palmas tras varios intentos con los aceros.

José María Trigueros salió en hombros y el público sacó también a Expósito tras la gran faena del quinto.

Ficha del festejo:
Plaza de toros de Alicante. Feria de Hogueras. Segunda clase práctica. Erales de El Parralejo, el 3º premiado con la vuelta al ruedo para:

Jordi Pérez (Valencia), oreja

José María Trigueros (Murcia), dos orejas

Kevin Alcolado (Alicante), oreja

Marcos Andreu (Castellón), oreja

Cristian Expósito (Alicante), dos vueltas al ruedo tras tres avisos

Juan José Alba (Alicante), palmas

Fotos: David García

Teseo Comunicación

A %d blogueros les gusta esto: