Tarde cumbre de El Chihuahua en Mérida

El Juez de Plaza, arrebata el triunfo a “El Chihuahua” en tarde cumbre.

Oreja, dos vueltas al ruedo, y la promesa de volver.

La salida a hombros se esfumó la tarde de este domingo en la Monumental Mérida. Antonio García “El Chihuahua”, cortó una oreja que pudieron ser tres, de no ser por el protagonismo del Juez de Plaza que arrebató lo que a pulso y en el ruedo ganó el torero.

Antonio García “El Chihuahua” recibió de rodillas a su primero de Los Cues para después dibujarse con naturalidad por asentadas verónicas. Fiel a su espectacularidad, el torero hizo vibrar a la afición con los tres pares de banderillas, cerrando con un par al violín que lo llevó a dar la vuelta al ruedo. En su faena de muleta, valentía, oficio y calidad por ambos lados ante un toro muy complicado. Citó desde la distancia en la suerte suprema para dejar una gran estocada, la petición de oreja fue mayoritaria pero el Juez de Plaza negó el trofeo, dando la vuelta al ruedo.

Con su segundo, “El Chihuahua” causó emoción y puso al público de pie. Desplegó la clase con el capote y con las banderillas tres extraordinarios pares que de nueva cuenta lo llevaron a dar una vuelta al ruedo. Su faena estuvo plagada de momentos e instantes de gran calidad, un toreo firme y asentado que impregna de su esencia, de la transparencia, lo que siente y lo que es. Hoy, Mérida fue testigo de su completa entrega, de su buen concepto del toreo, y por ello la faena fue tomando forma y fondo, del bueno, del que se ejecuta con la muleta y se siente en el alma, vibrante, y de verdad. Una gran estocada fue el colofón de su faena, que injustamente fue premiada con una oreja, pese al clamor general del segundo trofeo, ante el protagonismo del Juez de Plaza, que se negó. Una oreja y dos vueltas al ruedo, y una promesa de volver y salir a hombros. Este es “El Chihuahua”, la esencia del toreo.

Ficha: Cierre de Temporada en la Monumental Mérida. Tarde cálida ante tres cuartos de entrada. Se lidiaron toros de Montecristo, para rejones, manejable. Y cuatro de Los Cués, para los toreros de a pie, de juego variado.

Pablo Hermoso de Mendoza, silencio y oreja.

Fermín Rivera, silencio y salida al tercio.

Antonio García “El Chihuahua”, vuelta al ruedo tras petición y oreja con dos vueltas al ruedo.

Prensa Espectáculos Castellón

A %d blogueros les gusta esto: