Solitaria oreja para un buen Damián Castaño en una complicada tarde en Navas del Rey

Vuelta al ruedo y oreja para el salmantino Damián Castaño en una buena tarde. Silencio escuchó Cristóbal Reyes y Alejandro Morilla resultó herido. 

Navas del Rey acogía la quinta corrida en fase clasificatoria de esta segunda edición de la Copa Chenel. En la tarde se lidiaban en duelo ganadero toros de Torrenueva (1º, 5º y 6º) y La Palmosilla (2º, 3º y 4º), ambas ganaderías debutaban en este certamen, para los espadas Alejandro Morilla, Damián Castaño y Cristóbal Reyes.

Alejandro Morilla abría la tarde con un serio primero de Torrenueva, un toro con el que el gaditano se entregó llegando a los tendidos. En la suerte suprema, tras quedar la espada arriba recibió un pitonazo en el antebrazo que fue más grave de lo que parecía. Hasta aquí legaría su tarde pues le impidió salir a matar el cuarto. Fue atendido en el quirófano móvil de la plaza de toros y trasladado más tarde al Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles.

El segundo, del hierro de La Palmosilla, le tocó en suerte a un Damián Castaño muy entregado desde los inicios. Después de una faena que caló en los tendidos la espada cayó arriba y tras petición dio una vuelta al ruedo.

Cristóbal Reyes, el torero más joven del cartel, no tuvo la suerte que sus compañeros con el lote. Su  tercero de La Palmosilla fue un toro noble pero sin demasiada transmisión. No iba a ser la tarde de Cristóbal pues se atascó con los aceros y recibió silencio tras dos avisos.

El cuarto, también de La Palmosilla, fue el toro más destacado del festejo. Un toro noble y obediente que le permitió lucirse a Damián Castaño, que lo mató por Alejandro Morilla. Conectó con los tendidos y tras la estocada el público pidió los dos trofeos concediéndole el primero de la tarde el presidente.

El quinto, de Torrenueva, un toro ovacionado de salida, embistió al capote de Cristóbal Reyes mostrando el comportamiento que iba a desarrollar en la muleta. Un toro complicado que hubo que poderle. Tras atascarse de nuevo con el estoque escuchó silencio.

El que hizo sexto de Torrenueva, otro toro serio del festejo. Voluntarioso y valiente estuvo con el Damián Castaño que calentó a los tendidos y tras enterrar la espada a la segunda escuchó palmas.

Quinta corrida clasificatoria de la Copa Chenel: 

Toros de Torrenueva (1º,5º y 6º) y La Palmosilla (2º, 3º y 4º).

Alejandro Morilla: Herido.

Damián Castaño: Vuelta al ruedo, oreja y palmas.

Cristóbal Reyes: Silencio y silencio.

Prensa FTL – Copa Chenel

A %d blogueros les gusta esto: