¡Silencio, torea Manzanares!

Manzanares corta un total de cuatro orejas y da un verdadero recital de toreo.

José María Manzanares recibió al primero de la tarde por verónicas, sacándose el animal hacia los medios donde lo remató con una media verónica. Solo era la antesala de lo que se avecinaba a lo largo de la tarde. Con la muleta fue un festival de temple, pureza y transmisión. Jugó los tiempos regalando aroma Manzanares andando al gran toro de Garcigrande con torería. Muy de frente y con el pecho por delante citó de lejos al animal que respondía con buen son. Dibujó naturales a cámara lenta y rematando con ajustados pases de pecho. No faltaron los cambios de mano que hicieron también las delicias del público y mató de una estocada recibiendo. Paseó las dos primeras orejas de la tarde.

Toda una declaración de intenciones fue el recibimiento del tercero de la tarde. Hasta cuatro largas cambiadas de rodillas seguidas de unas clamorosas chicuelinas de mano bajo que pusieron al público en pie. No fue menos el inicio de faena con la muleta, agarrado a las tablas, comenzó su faena por alto para terminar doblándose con él mientras se salía del tercio. Fue poniéndose complicado el de Algarra, sin entrega y sin humillación, echando la cara arriba. Manzanares le bajaba la mano intentando corregir su condición y consiguió robarle buenas tandas. Pinchó una meritoria faena y saludó una fuerte ovación.

Manzanares ha cuajado de principio a fin a tu toro de Jandilla. Hasta en tres ocasiones puso en pie a la plaza. El torero de Alicante y abanderado de la tauromaquia en la Comunidad Valenciana, bordó el toreo. “Da gusto verle andar” comentaban en los tendidos. Y sí, a José María Manzanares da gusto verle andar por la plaza, llenando la escena con una clase inigualable. Cuajó por ambos pitones toreando a cámara súperlenta a un toro entregado. Hizo las cosas siempre con el clasicismo que atesora y deleitó a la afición de Castellón que llenó los tendidos. Colocó al toro con sublime torería, se perfiló y entró a matar con todo, dejando una estocada perfecta en todo lo alto. Paseó otros dos trofeos.

Se desmonteraron en el primer toro Mambrú y Luis Blázquez, que repitió saludo, junto con Daniel Duarte en el quinto de la tarde.

Prensa José María Manzanares

A %d blogueros les gusta esto: