Rotundo triunfo de Juan Leal en Nimes

Coliseo Romano de Nimes. Segunda corrida de la Feria de Pentecostés, aplazadas hasta este fin de semana de junio. Tres cuartos de entrada. Ejemplares de la divisa de Fuente Ymbro, de juego variado. Los mejores 4º y 6º.

Juan Serrano “Finito de Córdoba” (Grana y azabache): Pitos tras tres avisos y Vuelta al ruedo tras aviso.

Diego Urdiales (Gris plomo y oro): Saludos tras aviso y Palmas.

Juan Leal (Obispo y oro): 1 oreja con petición de la segunda y 2 orejas.

Interesante encierro el que ha lidiado hoy la divisa de Fuente Ymbro en Nimes, con dos toros de alta nota, el 4º y el 6º. Frente a ellos una terna de matadores muy dispuesta y entregada.

Juan Leal ha sido el triunfador de la corrida, al sumar tres orejas y salir en volandas por la Puerta de los Cónsules. El tercero de la suelta ha sido noble aunque ha tenido sus teclas. Vibrante y arriesgado comienzo de faena de Juan Leal, con un pase cambiado por la espalda de rodillas. Templado y con un enorme valor, le enjareta una labor de mucha conexión con los tendidos, sobre todo a raíz de una fuerte voltereta (sin consecuencias), con el torero metido entre los pitones de su antagonista. Circulares y desplantes de Juan Leal, que finiquita al de Fuente Ymbro de una estocada desprendida y corta una oreja con petición de la segunda.

El sexto ha tenido mucha nobleza y calidad, permitiéndole a Juan Leal pisar esos terrenos tan comprometidos de los que tanto gusta. Inicia la faena con una pedresina en el centro del ruedo, seguida de una serie en redondo de hinojos. Entrega y temple en las muñecas para conducir las embestidas del animal del hierro gaditano es lo que ha tenido el matador francés, que forma un verdadero alboroto en el tramo final del trasteo, de rodillas, pasándose al toro muy cerquita. El único lunar de la faena ha sido la espada, que ha quedado baja. Pese a ello, se le han concedido las dos orejas desde el palco presidencial.

Aunque no ha conseguido sumar ningún trofeo, la actuación de Finito de Córdoba hoy en Nimes ha sido muy importante. El primero de la tarde ha sido un burel encastado y con complicaciones, al que ha habido que hacer poco a poco a base de técnica, valor y paciencia. Labor firme de Juan Serrano, tragándole bastante a su oponente, que en algunas ocasiones se le venía por dentro y cuya embestida pesaba mucho. Se pone difícil a la hora de cuadrarlo para entrarle a matar. Falla con la espada y con el descabello. Suenan los tres avisos. Pitos.

El cuarto ha sido un toro extraordinario, por nobleza, fijeza, bravura y clase. Finito le ha cuajado una labor soberbia, con muletazos por ambas manos largos, por abajo, con gran torería y naturalidad. Las últimas series de la faena, una con la derecha y otra con la izquierda, sencillamente sensacionales, así como los remates de las mismas, con pases de pecho, trincherillas o ayudados. Estocada trasera y dos descabellos. Vuelta al ruedo tras aviso.

El lote con menos posibilidades de lucimiento lo ha sorteado Diego Urdiales. El segundo ha sido el burel que ha sacado más dificultades del encierro, escarbando, pensándoselo mucho al acometer y con cierta aspereza. Firme y con oficio Diego Urdiales, que lo ha pasaportado de un pinchazo hondo y un golpe de verduguillo. Saludos tras aviso.

El quinto ha sido un toro falto de raza y de transmisión, que ha dicho muy poco en el tercio final. Ante él, Diego Urdiales ha estado dispuesto, haciendo siempre las cosas con gusto y torería. Concluye con una estocada contraria de buena ejecución. Palmas.

Rafael Rosa y Álvaro Oliver han sobresalido en la lidia del primero y el cuarto, respectivamente, al igual que Marco Leal con las banderillas en el tercero.

Fotos: Philippe Gil Mir – Asociación Nacional de Fotógrafos Taurinos

A %d blogueros les gusta esto: