Rotundo triunfo de Cayetano en Logroño

Coso de La Ribera de Logroño. Primer festejo de la Feria de San Mateo. Corrida de toros. Tres cuartos de entrada. Astados de Garcigrande (1º, 2º y 4º) y Domingo Hernández (3º, 5º y 6º). Los mejores 1º y 5º.

Diego Urdiales (Gris plomo y oro): 1 oreja tras aviso y 1 oreja.

Cayetano (Azul rey y oro): 1 oreja y 2 orejas.

Ginés Marín (Caldera y plata): 1 oreja y Silencio.

Diego Urdiales es obligado a saludar por el respetable justo antes de que se diera suelta al primero del festejo.

Con una buena corrida ha comenzado esta tarde la Feria de San Mateo de Logroño, con varios ejemplares de Garcigrande y Domingo Hernández de alta nota, sobre todo dos, el primero y el quinto, siendo el lote de Ginés Marín el más complicado.

Cayetano se ha convertido en el primer gran triunfador del ciclo logroñés. Su primero ha tenido mucha clase y calidad pero a raíz de una caída se viene algo abajo. Cayetano ha estado muy templado con él, desde el saludo capotero por verónicas hasta la última serie intrumentada con la franela. Enfibrado el torero y poniéndole lo que al cornúpeta de Garcigrande le faltaba. Estocada trasera y tendida. Una oreja.

La apoteosis ha llegado en el quinto de la función, al que le receta un buen puyazo Luciano Briceño. Faena que brinda Cayetano al diestro Tomás Campos (presente en el callejón), y que inicia con muletazos sentado en el estribo, para posteriormente plantarse de rodillas. Toro que ha sacado un buen fondo en el tercio final, al que Cayetano le cuaja un trasteo muy ligado y templado, dejándole la muleta en la cara para conseguir tandas muy reunidas. Faena que conecta enseguida con los tendidos. Gran estocada. Dos orejas.

Tarde importante y de compromiso la que ha firmado Diego Urdiales en el coso de La Ribera. El primero de la suelta ha sido un animal enrazado, con gran fijeza y que ha transmitido mucho al público. Buenos puyazos de Miguel Ángel Muñoz y excelente lidia de Víctor Hugo Saugar “Pirri”. Astado al que había que poderle con decisión y firmeza, y eso es lo que ha hecho Diego Urdiales que lo ha pasado por uno y otro pitón encajado, con naturalidad y expresión a la hora de torear. Lo cierra para entrar a matar con unos ayudados llenos de torería. Casi entera algo desprendida y descabello. Una oreja tras aviso.

Mayor esfuerzo aún ha requerido el cuarto de la tarde. Ejemplar de Garcigrande falto de entrega, exigente y con el que había que apostar. Muy firme y entregado Diego Urdiales, que a base de paciencia, técnica y buena colocación logra extraerle naturales soberbios en el tramo final del trasteo. Estocada entera levemente desprendida. Una oreja.

Bastantes dificultades ha presentado el primero de Ginés Marín en el último tercio. Sin emplearse en los engaños ni humillar, con el añadido además de meterse por dentro por el pitón izquierdo. El torero extremeño ha estado frente a él seguro y firme, sin dudarle un instante y tragándole mucho cada vez que el toro se arrancaba. Pone el broche a su labor con la franela con unas ajustadas bernadinas, cambiéndole la embestida al cornúpeta. Estocada trasera. Una oreja.

Muy dispuesto y entregado ha estado, nuevamente, Ginés Marín frente al sexto de la tarde. Un toro que ha esperado a los banderilleros en el segundo tercio y que siempre se ha guardado mucho sus intenciones. Esfuerzo importante de Ginés Marín, empujándolo siempre hacia adelante para que su oponente rematara el muletazo. Dos pinchazos y estocada. Silencio.

Cayetano ha salido en volandas por la puerta grande a la conclusión de la corrida.

Foto: Prensa BMF Toros – Casa Chopera

A %d blogueros les gusta esto: