Rotunda tarde de Sergio Flores en Moroleón

Indulta a “Don Ramón” de Barralva

Vibrante ha sido la tarde del matador Sergio Flores en la plaza de toros “Alberto Balderas”, de Moroleón, indultando tras faena templada al toro “Don Ramón”, del hierro de Barralva, que tuvo calidad, nobleza, y transmisión. Flores ha dejado para la historia esta faena ante un público que se le ha entregado de principio a fin, y que al grito de ¡Torero, torero! solicitaron con fuerza el indulto para el torero tlaxcalteca que ha salido a hombros junto al matador de toros Diego Silveti que cortó cuatro orejas.

“Don Ramón”, número 511, y de 505 kilos, ha sido el segundo del lote de Sergio Flores, que estuvo breve con el capote, y en la muleta comenzó con doblones, estructurando una faena a más, por el derecho, asentado y con temple, trazo largo y rotundidad. Derechazos templados, de aquí hasta allá, han acompañado esta faena que ha ido a más. Sentimiento y profundidad ha tenido Flores en su muleta, con mando y claridad cuajando una faena por ambos lados, detalles pintureros, la entrega, el toreo de hinojos y en redondo, hondo y profundo han acompañado una faena que hizo vibrar los tendidos y a la afición de Moroleón. Tras la concesión del indulto se le concedieron orejas y rabo simbólicos y dio una vuelta al ruedo con los ganaderos Álvarez Saiz, propietarios del hierro de Barralva.

Con “Bigotón”, de 481 kilos, tercero de la tarde y primero del lote de Sergio Flores, que saludó con chicuelinas toreando después por verónicas. Brindó al respetable, y en la cercanía de tablas comenzó su labor muleteril, que con mando y poder continuó por pitón derecho, el toro de Barralva salía suelto y Flores lo sometió con solvencia, con técnica, y dando ese extra para terminar por inventarse una faena donde se reflejó su madurez, ajustadas manoletinas. Pinchazo, estocada defectuosa, para retirarse entre palmas.

Ficha:

Segunda y última corrida de Feria en Moroleón. Más de tres cuartos de entrada en la plaza de toros “Alberto Balderas”. Se lidió un encierro de buen juego en lo general de la ganadería de Barralva, destacando el quinto de arrastre lente, y el sexto que fue indultado.

Enrique Ponce, oreja y silencio.

Diego Silveti, dos orejas y dos orejas.

Sergio Flores, palmas e indulto.

Fue aplaudido el picador Othón Salinas Ortega. 

Prensa Sergio Flores

A %d blogueros les gusta esto: