Reseña corrida de rejones en El Puerto de Santa María

Llegaba el último festejo de la temporada 2018 en El Puerto de Santa María y era el turno para los aficionados al arte del rejoneo.

Se lidiaban toros de la ganadería salmantina de Ruferser, bien presentados aunque flojos en su comportamiento. Abría la tarde el portugués Rui Fernandes, quien se topó con el lote más deslucido y a pesar de que quiso conectar con los tendidos, sus oponentes no se lo pusieron fácil. A eso hay que sumar el fallo con los aceros, por lo que se fue de vacío de la Plaza Real.

En segundo lugar actuaba Diego Ventura, quien una vez más ha reivindicado el lugar que ocupa en su escalafón, pues estuvo toda la tarde muy entregado, dándolo todo y conectando en seguida con los tendidos, haciendo todo tipo de suertes. Se atrevió incluso a recibir a su segundo toro con la garrocha, saltos variados que no dejaron indiferente a nadie, pues el público estaba feliz con el espectáculo que estaban presenciando. Obtuvo dos orejas de su primer toro y una, de su segundo.

Cerraba el cartel Leonardo Hernández y también tuvo menos colaboradores que actitud, pues  intentó poner lo que faltaba. Lució sus caballos con mucha torería y se dejó pasar muy cerca los toros. De no haber fallado con los aceros, habría obtenido triunfo mayor. Sólo obtuvo una oreja de su primero y petición de oreja en el segundo, que no fue concedida.

Reseña:

Rui Fernandes: Silencio y silencio.

Diego Ventura: Dos orejas y oreja.

Leonardo Hernández: Oreja y ovación tras petición de oreja

 

A %d blogueros les gusta esto: