Raza y pundonor de José Garrido que triunfa a lo grande en Añover de Tajo

Plaza de toros de Añover de Tajo (Toledo). Gran entrada en los tendidos. Ejemplares de la ganadería de Murteira Grave, en general encierro duro y correoso. Los mejores 1, 2º y 6º. El segundo fue devuelto al presentar una cornada en la pata izquierda, siendo sustituido por el sobrero de la misma vacada. Todos, de gran trapío.

Sergio Serrano (Verde botella y oro): 1 oreja y Ovación.

Juan Leal (Obispo y oro): Ovación tras aviso y Silencio tras aviso.

José Garrido (Blanco y azabache): Silencio y 2 orejas.

Corrida exigente y dura la que ha enviado esta tarde-noche la divisa portuguesa de Murteira Grave a la plaza toledana de Añover de Tajo, a la que han respondido los toreros con valor y entrega.

El triunfador de la tarde ha sido José Garrido que ha sorteado en primer lugar un animal sin entrega y muy áspero, al que además nunca se veía metido en los trastos. Muy dispuesto ha estado con él Garrido, que lo ha pasaportado de pinchazo y estocada. Silencio.

Con el sexto se ha lucido José Garrido en todos los tercios, desde los lances rodilla en tierra de recibo hasta la poderosa faena que le ha instrumentado en el tercio final, pasando por un gran tercio de quites, ejecutando uno por templadas verónicas y otro por chicuelinas, centrando la atención de los espectadores, de nuevo, en lo que ocurría en el ruedo. Movilidad y transmisión han sido las principales virtudes del burel de Murteira Grave, al que José Garrido ha sabido encauzar con temple sus bruscas embestidas, limando con buena técnica las asperezas que presentaba. Derroche de entrega y firmeza del torero extremeño. Gran estocada, sufriendo un pitonazo en el cuello, por suerte sin mayores consecuencias. Dos orejas con fuerza.

El primero de la función ha sido el cornúpeta de más clase de cuantos han salido hoy al coso de Añover de Tajo. Esa cualidad fue aprovechada ya en el recibo capotero por parte de Sergio Serrano, que se gustó en unas templadas verónicas. Aunque le ha faltado emplearse más en los engaños, el de Murteira Grave ha mantenido la buena condición en el tercio final. Sergio Serrano le hilvana un trasteo en el que ha sobresalido, sobre todo, el temple y la suavidad con la que ha realizado todo el matador de Albacete. A menos el toro de Murteira Grave. Estocada corta arriba y descabello. Una oreja.

El cuarto no le ha brindado ninguna opción de triunfo a Sergio Serrano. Falto de raza y de entrega, estando siempre a la defensiva, desarrollando peligro en la faena de muleta. Acaba rajado. Lo intenta el espada albaceteño pero no cabía mucho más. Estocada delantera. Ovación.

El segundo de lidia ordinaria ha sido devuelto al tener una cornada en la pata izquierda y resentirse. En su lugar, ha salido el sobrero de la misma ganadería, que ha pedido al torero firmeza, valor y sometimiento. Juan Leal le ha tragado con valor sereno, sometiéndole por abajo y terminando la faena montándose encima de su antagonista en terrenos de cercanías. Pinchazo y estocada caída. Ovación tras aviso.

El quinto ha sido imposible. Soltando la cara con enorme violencia y sacando muchas complicaciones. Valor de Juan Leal que se pone por ambos pitones y porfía con él. Le echa la cara arriba a la hora de ejecutar la suerte suprema, poniéndole al torero los pitones en el pecho. Silencio tras aviso.

Los hombres de oro y plata que han brillado esta tarde en las cuadrillas han sido, a caballo Tito Sandoval (Sergio Serrano), Vicente González (Juan Leal) y Aitor Sánchez y Óscar Bernal (José Garrido). Con los palos han sobresalido, Fernando Casanova en el cuarto y Antonio Chacón, que se desmontera, en el sexto.

Los tres espadas han salido andando de la plaza.

Foto: Prensa José Garrido

A %d blogueros les gusta esto: