Rafael González da una vuelta al ruedo en la apertura de San Miguel en Sevilla

El novillero madrileño vuelve a dejar buena impresión en Sevilla

Rafael González ha realizado la mejor faena en la novillada que abrió la Feria de San Miguel esta tarde. El madrileño volvió a dejar una buena impresión y dio una vuelta al ruedo después de que el presidente le negara la oreja en el segundo de su lote. Calerito, que estuvo firme y entregado toda la tarde, se llevó la peor parte al ser corneado por el quinto. Antonio Grande se fue de vacío.

Ficha: 

Se lidiaron novillos de Villamarta, bien presentados y de juego desigual. Destacó el cuarto.

Rafael González, ovación y vuelta tras petición y aviso.
Calerito, ovación y herido en el quinto.
Antonio Grande, ovación y palmas de despedida.

Se guardó un minuto de silencio en memoria del banderillero Andrés Luque Gago.

Comentario:

El primero de la tarde resultó mansito de salida y desarmó a Rafael González. Después del primer puyazo buscó descaradamente chiqueros. González comenzó la faena de rodillas en los medios y después recogió bien la huidiza embestida del novillo en dos series con la derecha. Al natural el novillo acusó más su mansedumbre y el novillero se empleó en apurar las embestidas en una labor meritoria. Fue muy superior a su enemigo y mató bien, siendo ovacionado.

Rafael González estuvo variado y sobrado con el capote en el cuarto. Brindó y cuajó una serie redonda con la derecha, bajando la mano y toreando muy despacio. La que siguió fue mejor si cabe, rematada con un bonito cambio de mano. Cambió a la zurda y siguió toreando despacio aunque el novillo empezó a apagarse. Insistió hasta apurar todas las embestidas en una faena que prolongó demasiado, pero que fue lo mejor de la tarde. Mató de estocada y hubo petición de oreja que el presidente no atendió. Dio la vuelta al ruedo.

Calerito estuvo decidido con el capote. Brindó al público y en la muleta se las vio con un novillo molesto que soltaba la cara. Logró robarle algunos derechazos y lo intentó al natural ante una embestida descompuesta que logró atemperar por momentos a base de firmeza y aguante. Actuación de mérito y entrega que remató de pinchazo y estocada. Ovación.

Calerito se fue a portagayola en el quinto y toreó a la verónica con garra y entrega, rematando con larga de rodillas. En la muleta, el novillo embistió descompuesto, echando la cara arriba y desluciendo cualquier intento. Se puso Calerito por los dos pitones pero encontró una embestida imposible. Aún así no dejó de intentarlo, insistiendo al hilo de las tablas hasta que el novillo le echó mano por la axila, propinándole una cornada de la que fue operado en la enfermería de la plaza

Antonio Grande tuvo un primer novillo justo de fuerza. A base de temple lo metió en la muleta y dio algunas series destacadas con la derecha poniendo lo que le faltaba a su oponente. También al natural arrancó literalmente alguna tanda hasta que el novillo se agotó por completo. Mató de estocada y fue ovacionado.

En el sexto, Grande no pudo lucir con el capote. A la muleta llegó el de Villamarta manseando y el salmantino logró fijarlo y darle series con la derecha que tuvieron más mérito que brillo. Labor de voluntad y entrega que no tuvo mucho eco en el tendido. Mató al segundo intento.

Toromedia Comunicación

A %d blogueros les gusta esto: