Puerta grande de Sebastián Castella en la última de Albacete

Plaza de toros de Albacete. Última corrida de la Feria de la Virgen de los Llanos. Tres cuartos de aforo cubierto. Ejemplares de Montalvo, el 1º lidiado como sobrero. Descastados y sin clase. El mejor el 4º. Lluvia intermitente durante toda la tarde.

Sebastián Castella (Malva y oro): Saludos y 2 orejas.

Paco Ureña (Sangre de toro y oro): Saludos y Aplausos.

Pablo Aguado (Berenjena y oro): Silencio tras aviso y Algunos pitos.

Al romperse el paseíllo, Paco Ureña fue obligado a salir a saludar por el público, invitando éste a sus compañeros.

La última corrida de la Feria de Albacete 2019 ha estado marcada por el escaso juego ofrecido por los astados del hierro de Montalvo, descastados y, en algún caso, rajados, haciendo prácticamente imposible el lucimiento de los toreros, salvo el cuarto que sí que se ha prestado más.

Con ese cornúpeta, Sebastián Castella ha firmado una faena en la que la técnica y el temple han sido claves para que el toro sacara el fondo que llevaba dentro. Con ambas manos lo ha cuajado el diestro francés, por la derecha dejándole la muleta en la cara y prolongando su viaje hasta el final mientras que por la izquierda los muletazos han brotado más profundos y largos. En el tramo final del trasteo le instrumenta Castella varios circulares invertidos, cerrando con unas manoletinas. Estocada arriba. Dos orejas.

El primero fue devuelto a los corrales por una evidente flojera. En su lugar, salió el sobrero, del hierro titular, al que también le faltó empuje y transmisión. Voluntarioso y pulcro Sebastián Castella, que había brindado su labor muleteril a Paco Ureña, al igual que lo hizo posteriormente Pablo Aguado. Lo finiquita el matador de Beziers de estocada caída. Saludos.

Con buenas verónicas ha saludado Paco Ureña al segundo de la función. Misma suerte que ejecutó en el quite tras pasar el de Montalvo por el peto. Brinda su faena al equipo médico que, justo hace un año, lo atendió en la enfermería del coso manchego. Poco ha podido hacer el diestro murciano con su oponente, que se aflige en el último tercio, desentendiéndose además a la salida de cada muletazo. Pinchazo y media estocada desprendida. Saludos.

El quinto ha sido aún peor. Manseando con claridad desde el tercio de varas, saliendo suelto y con nula entrega en los trastos. Faena de trámite de Paco Ureña, pues no había enemigo. No está acertado con los aceros. Aplausos.

Pablo Aguado apenas ha podido expresarse esta tarde en Albacete en un par de verónicas en el saludo al tercero de la suelta. Aunque se ha cuidado al toro, haciendo siempre las cosas despacio y con mucha suavidad, se para en la segunda serie de la faena del torero sevillano. Por el pitón izquierdo además tiraba un derrote al final del viaje. Dos pinchazos y media estocada tendida. Silencio tras aviso.

El sexto se ha metido por dentro por el pitón derecho de salida con el capote, probando además al torero. Faena de aliño de Pablo Aguado, que va enseguida a por la espada. Estocada entera, enterrando el estoque con habilidad, y un golpe de verduguillo. Algunos pitos.

En banderillas han destacado Iván García y Pascual Mellinas, que saludan en el sexto, y Rafael Viotti en el cuarto.

Sebastián Castella ha abandonado la plaza de Albacete a hombros por la puerta grande.

Fotos: María Vázquez – Prensa UTE Taurino Manchega

A %d blogueros les gusta esto: