Puerta grande de Fernando Robleño en San Agustín del Guadalix

Plaza de toros de San Agustín del Guadalix (Madrid). Casi tres cuartos de entrada. Astados de Hijos de Celestino Cuadri (1º, 3º y 5º) y Rehuelga (2º, 4º y 6º), de excelente presentación, muy en tipo, y de gran juego en conjunto. El 4º, “Ibarreño”, nº 15, de Rehuelga, ha sido premiado con la vuelta al ruedo.

Fernando Robleño (Azul pavo y oro): Vuelta al ruedo tras petición y 2 orejas.

Luis Antonio Gaspar “Paulita” (Grana y oro): Ovación tras aviso y Ovación tras aviso.

Tomás Angulo (Blanco y oro con remates negros): Ovación tras aviso y Ovación tras petición y aviso.

Corrida muy interesante la que ha tenido lugar esta tarde en San Agustín del Guadalix, segunda de las semifinales de la Copa Chenel. Gran juego han ofrecido tanto los toros de Hijos de Celestino Cuadri como los de Rehuelga, aportando, en algunos de los casos, emoción y vibración a la lidia. La terna de matadores ha estado dispuesta y entregada con ellos, sobresaliendo el oficio y el buen hacer de Fernando Robleño.

El primero de la corrida ha sido un animal exigente y serio de Cuadri, tanto de presentación como de juego, si bien también ha tenido mucha fijeza y nobleza. Muy firme y templado Fernando Robleño, quien ha firmado una labor de torero con experiencia y oficio, destacando las series por el pitón izquierdo. Media estocada desprendida y dos descabellos. Vuelta al ruedo tras petición de oreja.

En cuarto lugar ha saltado al ruedo “Ibarreño”, de Rehuelga, un ejemplar de muy buena condición por ambos pitones, con fijeza, clase y recorrido. Fernando Robleño le ha cuajado una faena magnífica, llena de torería, belleza y gusto, llegando a descolgarse de hombros el torero madrileño, conduciendo hasta el final del viaje a su antagonista. Faena redonda y rotunda. Pinchazo y gran estocada. Dos orejas y vuelta al ruedo para el toro de Rehuelga.

El segundo, de Rehuelga, ha presentado más dificultades en el tercio final, reponiendo y quedándose corto. Muy templado ha estado Paulita, buscando siempre la colocación óptima frente a su oponente y haciendo las cosas con pureza. Pinchazo y estocada caída. Ovación tras aviso.

El quinto ha empujado en el peto, si bien ha cortado mucho el recorrido a los subalternos en el segundo tercio. De hinojos ha iniciado su faena Paulita, dejando constancia del sensacional concepto del toreo que atesora, enganchando al toro adelante y tirando despacio y con suavidad del burel de Cuadri. De no haber sido por el fallo con el verduguillo, habría cortado alguna oreja. Ovación tras aviso.

El tercero se ha hecho daño en la mano derecha en los primeros compases de la lidia, influyendo este hecho en los posteriores tercios. Protestado por el público, el toro de Cuadri al final se ha quedado en el ruedo, consiguiendo Tomás Angulo un trasteo a más, acoplándose poco a poco a las condiciones del animal que tenía delante y logrando algunos naturales de buen trazo. Estocada atravesada y dos descabellos. Ovación tras aviso.

El sexto se ha arrancado al caballo de picar, que montaba Manuel Quinta, con ritmo y clase, metiendo la cara abajo. Ovación unánime del respetable al piquero al abandonar el ruedo. Toro bravo, con motor y transmisión de Rehuelga, al que no ha terminado de cogerle el sitio ni la distancia Tomás Angulo, que ha estado dispuesto y queriendo pero el toro permitía más. Estocada. Ovación tras petición y aviso.

Fernando Robleño ha salido a hombros por la puerta grande al terminar la corrida.

Imagen: Telemadrid

A %d blogueros les gusta esto: