Puerta grande de Antonio Linares en Tomelloso

Plaza de toros de Tomelloso (Ciudad real). Casi tres cuartos de entrada. Astados de la divisa de Virgen María, el 3º premiado con la vuelta al ruedo.

José Antonio “Morante de la Puebla” (Grana y oro): Pitos y 1 oreja.

Cayetano (Tabaco y oro): Saludos tras aviso y 1 oreja.

Antonio Linares (Nazareno y oro): 2 orejas y 1 oreja tras aviso.

El diestro local Antonio Linares ha resultado el triunfador de la corrida celebrada esta tarde en la plaza manchega de Tomelloso, propiciado por el mejor lote del encierro de Virgen María, con un toro extraordinario, el tercero de la suelta, premiado con la vuelta al ruedo.

Linares saludó con una larga cambiada a dicho ejemplar, prosiguiendo después con lances rodilla en tierra. Ya al salir del encuentro con el piquero, exhibió el cornúpeta la excelente condición que iba a tener en el último tercio. Fijeza, humillación, codicia y clase han sido algunas de las cualidades que presentaba el de Virgen María en su embestida. Haciéndolo además por ambos pitones. Antonio Linares lo cuaja a placer, muy a gusto el torero de Tomelloso, en series extensas y de muletazos largos. Unas ceñidas bernadinas abrochan su labor. Gran estocada. Dos orejas y vuelta al ruedo al toro.

Más justo de raza ha estado el sexto de la función, si bien también le ha permitido a Antonio Linares lucirse desde el recibo capotero a pies juntos. Quite por chicuelinas tras pasar por el peto. Los momentos álgidos de la faena del matador tomellosero han llegado con la mano derecha, por donde se ha acoplado mejor a la embestida de su antagonista. Finaliza el trasteo con ayudados por alto para cerrar al astado. Después de dejar un estocada entera en buen sitio, necesita de cuatro golpes de verduguillo. Una oreja.

Desde los primeros tercios, el toro que ha abierto la corrida ha evidenciado poca casta, manseando en varas. En la misma tónica llega a la faena de muleta, por lo que Morante de la Puebla abrevia. Marra con los aceros. Pitos.

El cuarto ha presentado dificultades desde que apareció por chiqueros. Falto de fijeza y apretando hacia tablas, se le cuela con descaro por el pitón derecho a Morante de la Puebla justo en los muletazos de tanteo al iniciar su labor con la franela. Aunque se quedaba muchas veces en mitad del muletazo, el torero cigarrero ha estado firme con él, decidido y con ganas de agradar al respetable. Media estocada desprendida. Una oreja.

Debido a la condición de apretar hacia dentro, el segundo de la tarde ha arrollado a Cayetano a la salida del puyazo, por fortuna sin consecuencias. Con la muleta a media altura y a base de temple, consigue hilvanarle varias tandas de nota, enfibrado el torero. El desacierto con la espada deja su balance en saludos tras aviso.

El quinto ha sido muy brusco y áspero, poniendo en dificultades a los banderilleros en el segundo tercio. Salvando el gañafón que tiraba a la pañosa al final del viaje, logra Cayetano una faena seria e importante, dado el oponente al que se enfrentaba. Esa voluntad y esa decisión fue premiada con una oreja por el público aunque necesitó de dos entradas en la suerte suprema.

En cuanto a las cuadrillas, subrayar a los tres subalternos de a pie de Antonio Linares. En el tercero se desmonteran Joao Pedro y Francisco Tornay, uniéndosele a éstos en el sexto, Miguel de las Heras. En cuanto al resto, destacar la buena lidia de Rafael Rosa en el segundo.

Al término del paseíllo se ha guardado un minuto de silencio en memoria y recuerdo de Manuel Rodríguez “Manolete”.

Antonio Linares ha abandonado la plaza de Tomelloso a hombros.

A %d blogueros les gusta esto: