Perera y Ginés Marín, a hombros en Torrejón de Ardoz

Plaza de toros de Torrejón de Ardoz (Madrid). Primera de la Feria. Corrida de toros. Tres cuartos de entrada. Astados de Torrealta, manejables. El mejor el tercero.

Miguel Ángel Perera (Azul rey y oro): 1 oreja y 2 orejas.

Ginés Marín (Sangre de toro y oro): 1 oreja con petición de la segunda y 2 orejas.

Amor Rodríguez (Tabaco y oro), que tomaba la alternativa: Ovación y 1 oreja.

Al finalizar el paseíllo, se interpretó el Himno de España, con el público puesto en pie.

Interesante ha sido la primera corrida de la feria del municipio madrileño de Torrejón de Ardoz, propiciando el éxito de los matadores, sobre todo de Miguel Ángel Perera y Ginés Marín que han salido en volandas.

Una faena de gran técnica y muy templada ha sido la de Perera al segundo de la tarde, ejemplar con buena condición fundamentalmente por el pitón derecho. A base de tocarle las teclas adecuadas, lo ha ido rompiendo hacia adelante el torero extremeño. Pinchazo y estocada desprendida. Una oreja.

Más rotunda aún ha sido la labor frente al cuarto de la suelta, ya que el de Torrealta no estaba sobrado de entrega ni de raza, manseando desde el inicio. Perera le cuaja una faena de mucho poder, dejándole el trasto en la cara para evitar que se fuera de su jurisdicción. Largos y templados los muletazos de cada una de las tandas, abrochándolas con profundos pases de pecho. Concluye el trasteo con luquesinas. Estocada corta desprendida y perpendicular. Dos orejas.

Vibrante y variado ha sido el saludo con el capote de Ginés Marín al primero de su lote. Gran toro de Torrealta, con calidad, clase y obediencia, aprovechado por el diestro extremeño para torear despacio y con gusto. Los mejores momentos han llegado al manejar la mano zurda. Termina la faena con circulares. Pinchazo y gran estocada. Una oreja con petición de la segunda.

Templado y suelto con el percal ha estado Ginés Marín ante el quinto de la corrida, tanto en el saludo inicial como en el galleo para llevar a su oponente al caballo y en el posterior quite por verónicas. En el tercio final ha tirado de oficio y disposición Ginés para hilvanar un trasteo muy meritorio, dado lo deslucido de su antagonista. Unas ceñidas manoletinas han puesto punto y final a la faena. Estocada trasera y tendida. Dos orejas.

“Pitillero” ha sido el toro con el que Amor Rodríguez ha tomado la alternativa. Y pocas opciones de triunfo le ha dado al torero madrileño, puesto que tenía corto recorrido y tendía a meterse por dentro. Amor, que lo ha recibido con una larga cambiada en el tercio, ha sido todo entrega y firmeza, consiguiendo buenos muletazos por momentos. El fallo con los aceros deja su balance en ovación.

Sí que ha podido tocar pelo en el sexto de la función, si bien tampoco se lo ha puesto nada fácil el astado, que tenía tendencia a soltar la cara y no terminaba de ir metido en los engaños. Amor Rodríguez ha firmado una labor, nuevamente, de mucha disposición, logrando los instantes más sobresalientes con la mano derecho, en los que ha corrido la mano con temple. Pinchazo y estocada contraria. Un oreja.

El broche a la tarde ha sido la salida por la puerta grande de Miguel Ángel Perera y Ginés Marín.

Foto: Prensa Lances de Futuro

A %d blogueros les gusta esto: