Padilla rasca una oreja en Bilbao

Si por algo se caracteriza el aficionado de Vista Alegre de los últimos años es por su optimismo, y es que a pesar de la desastrosa jornada de ayer martes, en los corrillos previos a la corrida se escuchaba “hoy vamos a tener una gran tarde de toros”.

Con motivo de su despedida en el coso vizcaíno, previo al paseíllo se le rindió homenaje al maestro Padilla con un “aurresku” de honor. En los tendidos tres cuartos de entrada.

Juan José Padilla: Marquesito (582 kg), negro listón de la ganadería Domingo Hernández. Gran ovación desde los tendidos para homenajear de manera espontánea al Jerezano, que saludó al concurrente desde el centro del ruedo. Toro de hermosas hechuras que mostro un trote muy ortopédico en el primer tercio. Pitos para el picador que apretó con ganas en las dos entradas del toro y cómico tercio de banderillas que Padilla no colocó. Tremenda bronca para los banderilleros que colocaron las banderillas de una en una con un animal inmovil. Entre pitos y palmas brindó el maestro a la plaza. Silencio sepulcral en el inicio del tercio de muleta en el que un toro manso no dió opción ni a un buen pase. Por la vía rápida acabó Padilla con una estocada que entró como la mantequilla. Aplausos para el matador y pitada para la res en el arrastre.

“El Juli”: Maicero (567 kg), negro listón de la ganadería Domingo Hernández. No mostró fijeza  el toro en el primer tercio con unas salidas muy airosas del capote. Hermoso quite a chicuelinas que “El Juli” dejó en su presentación. Tercio de banderillas de trámite y brindis a la plaza. Embestida incierta mostró el morlaco en la muleta, y tras cuatro tandas de muletazos con enganchones el madrileño decidió acabar con la faena. Media estocada fea muy eficaz, silencio para el diestro y pitos en el arrastre con algun que otro insulto para el ganadero.

Jose María Manzanares: Raspito (559 kg), negro bragado listón corrido axiblanco de la ganadería Domingo Hernández. Perdió las manos el toro en varas y no mostró cualidades en el tercio de banderillas. Faena con interrupciones y un Manzanares que mostraba inseguridad sobre la oscura arena de Vista Alegre. Una pasable cuarta tanda por la derecha y poco más mostró el Alicantino. Excelente ejecución de la estocada y sorprendente ovación para el matador. Silvos para el toro en el arrastre. Aplausos con saludo antes de dar paso al cuarto de la tarde.

Juan José Padilla: Poderoso (550 kg), negro mulato listón de la ganadería Garcigrande. Dos largas cambiadas de rodillas para la presentación y gran inicio en el capote. Varas reglamentarias y tristeza mezclada con enfado en los tendidos cuando Padilla decidió no colocar las banderillas. Brindó a través de la televisión y le exigió al toro con 13 pases para llevarlo a los medios. A pesar de su torería no logró ligar en el inicio de muleta. Convenció a parte del sector con florituras y enfureció a la otra parte con su falta de profundidad. Estoconazo muy efectivo que sacó a pasear los pañuelos de los asistentes. Oreja para Juan José Padilla en su última tarde en Bilbao. Vuelta al ruedo lleno de banderas piratas y ovación final.

“El Juli”: Poderoso (550 kg), negro listón de la ganadería Garcigrande. Entró el toro a varas en los dos caballos y dejándolo crudo pidió el “El Juli” el cambio de tercio. Durante los dos primeros tercios el toro salió siempre suelto y con un trote muy alegre. Excelente primera y segunda tanda por la derecha. Sonó el pasodoble “Martín Aguero” cuando el matador cogió la mano izquierda. Largo, con maña y mucha profundidad “El Juli” cuajó una magnífica pero corta faena. Después de tres arrancadas del toro, pinchó en la primera y dejó media estocada en la segunda. Ovación para “El Juli” y aplausos en el arrastre para la res. Ovación con saludo para finalizar su primera tarde.

Jose María Manzanares: Bochinchero (563 kg), castaño de la ganadería Garcigrande. Con una hermosa capa y buena arrancada se presentó el último toro de la tarde en el coso de “El Botxo”. Ovación para el picador por su excelente segundo pullazo y rápido tercio de banderillas. Majestuosa humillación que mostró toro por el pitón derecho. Ésto facilitó grandes muletazos limpios y con trazo que Manzanares no logró enmarcar. Toro de dos orejas al que el Alicantino pinchó en dos ocasiones. Sonó el primer aviso, cambió de espada y finalizó sin puntilla. Ovación con saludo para Manzanares.

Ovación para los tres protagonistas de la tarde en la despedida.

A %d blogueros les gusta esto: