Pablo Aguado en el Club Taurino Mazzantini

Tras el concierto celebrado el pasado domingo con el que arrancaba la XXI Semana Cultural que organiza el Club Taurino Mazzantini, de la localidad alavesa de Llodio, en el día de ayer fue el turno de uno de los nombres propios de final de temporada, como es el matador sevillano Pablo Aguado, quien fue entrevistado por el periodista Alfredo Casas.

En la primera parte de la charla, Aguado repasó sus inicios como torero, donde fue la clave el encuentro con la familia Murube-Algarra, que le abrieron las puertas de su casa y siempre le mostraron un gran apoyo. Otra persona fundamental en aquellos momentos en la vida del joven espada hispalense fue el diestro francés Luisito, que apostó por él y con quien se produce el debut sin picadores en la plaza de Soria. Al año siguiente, junto a Luisito también le acompañó Enrique Peña, acartelándose en el ciclo de novilladas sin caballos que cada verano acoge la Real Maestranza de Sevilla. Sus actuaciones resultaron triunfales, proclamándose ganador del referido certamen.

Gracias en parte a ese éxito maestrante, tiene lugar el debut con picadores a comienzos de la temporada siguiente en el coso de Olivenza. Con nuevos apoderados que dirigen su carrera, Antonio y Fran Vázquez, se presenta en Las Ventas con una novillada de Sánchez Herrero. Según las palabras del propio Pablo Aguado, aquellas campañas como novillero fueron difíciles porque no terminaba de estar a gusto, llegando a la alternativa en septiembre del año 2017.

Dejando buen sabor de boca entre los aficionados en la aludida jornada, acude a la cita de la Feria de Abril de este año con una gran responsabilidad y con una mentalización especial después de una charla mantenida con el Maestro Emilio Muñoz, que le ayudó a afrontar la corrida de forma distinta. A continuación del destacado triunfo que cosecha en el Baratillo ante reses de Torrestrella, llegaron cuatro meses de parón, manifestando el diestro que ese tiempo fue muy provechoso para estar mejor preparado para cuando se presentara nuevamente la oportunidad de torear. Tanto en Baeza como en Sabiote dejó su sello de calidad, siendo el compromiso en la plaza francesa de Bayona el que más le ha marcado, posiblemente, a lo largo de la presente campaña por todas las circunstancias sobrevenidas ese día, como el grave percance sufrido por Thomas Joubert. Una semana más tarde en Utrera dio otro serio toque de atención, con el añadido además de que toda la afición de Sevilla estaba pendiente de él tras su brillante paso por la Feria de Abril.

Y llegó la confirmación en Madrid, trenzando el paseíllo junto a Alejandro Talavante y Saúl Jiménez Fortes en sustitución de Paco Ureña. lidiándose astados de Victoriano del Río. Su primer oponente apenas le dejó desarrollar su toreo pero el segundo sí que lo pudo cuajar, aprovechándole con inteligencia sus virtudes. Pablo Aguado afirmó que la preparación y mentalización con la que afrontó dicha corrida venteña resultó muy importante para salir victorioso del envite.

La XXI Semana Cultural del Club Taurino Mazzantini de Llodio prosigue en la jornada de hoy, cuando a partir de las 19:00 horas se sentarán a la mesa el empresario y apoderado Alberto García y el crítico taurino Íñigo Crespo.

Foto: Prensa Club Taurino Mazzantini

A %d blogueros les gusta esto: