Ovaciones para López Chaves y Javier Cortés en Madrid

Plaza de toros de Las Ventas de Madrid. 11ª Feria de San Isidro. 9ª Corrida de toros. Media entrada. Ejemplares de Pedraza de Yeltes, con gran seriedad y cuajo. Los mejores 2º, con más clase, y 3º, encastado y con mayor movilidad. El resto nobles pero con poca raza.

Domingo López Chaves (Azul azafata y oro): Saludos y Silencio.

Javier Cortés, que sustituía a Diego Carretero (Negro y oro): Saludos tras aviso y Silencio.

Jesús Enrique Colombo (Azul marino y oro): División de opiniones tras aviso y Silencio tras aviso.

Corrida noble y con muchos matices la de Pedraza de Yeltes jugada hoy en Las Ventas, con dos toros destacados, 2º y 3º, y con otros más desfondados y con menos casta.

El primero ha sido un toro que ha llevado la cara alta en el saludo de López Chaves con el capote, al igual que ha hecho también en el peto. En cambio, a raíz del segundo puyazo el animal comenzó a entregarse más y a humillar. Faena de Domingo López Chaves templada, ante un astado noble, como queda dicho, pero falto de emoción y de transmisión a los tendidos. Además se paró pronto. Estocada levemente desprendida. Saludos.

El cuarto tampoco se ha empleado ni en las telas ni en el caballo pero que después, gracias en parte a la buena lidia de José Chacón, sí que lo ha hecho en la muleta. Trasteo de Domingo López Chaves paciente, mostrando una total disposición y entrega, además de una magnífica colocación. Seria actuación en este turno del diestro salmantino. Estocada baja. Silencio.

El segundo ha sido uno de los toros buenos de la corrida de hoy. Ejemplar éste con fijeza, transmisión, humillación y clase, sobre todo por el pitón izquierdo. Después de que el toro se empleara con buenas formas en el peto, sobre todo en el segundo puyazo, Jesús Enrique Colombo ejecuta un vistoso quite por chicuelinas. Faena importante de Javier Cortés, que le ha dejado la muleta puesta adelante para conseguir la ligazón y la reunión en las series. Muy buen trazo en los muletazos instrumentados por el torero madrileño, llenos también de expresión y torería. Al final, el toro se ha venido algo abajo. Estocada perpendicular y atravesada y dos descabellos. Saludos tras aviso.

El quinto ha embestido con cierto ritmo y temple a los capotes, sobre todo en el quite por verónicas que ha realizado Jesús Enriqie Colombo. Laborioso ha sido el tercio de banderillas, al esperar mucho el toro y hacer por ello muy difícil que los subalternos metieran los brazos. Poco a poco, y a base de temple y, nuevamente, con una excelente colocación, Javier Cortés le hilvana un quehacer que ha tenido muletazos de buena factura por ambos lados, con el torero muy asentado y echándole los vuelos al hocico al de Pedraza de Yeltes. Estocada desprendida. Silencio.

El toro con más movilidad y transmisión del sexteto ha sido el tercero, que ha llevado a cabo, igualmente, un buena pelea en el caballo, metiendo la cara abajo, empleándose y acudiendo al mismo con prontitud. Jesús Enrique Colombo que lo había recibido con el percal con lances a pies juntos, le ha dado todas las ventajas al toro en el tercio de banderillas, llegando a clavar el segundo de los pares en los medios y dejándoselo llegar mucho. División de opiniones en los tendidos en este tercio, que ha continuado después en la faena de muleta del diestro venezolano, con un animal enrazado y con motor y transmisión pero que no ha humillado en la franela de Colombo, colocando la cara a media altura. Entrega total de su matador, que ha finalizado la faena con unas bernadinas en las que el astado ha embestido más por dentro. Estocada delantera y algo desprendida. División tras aviso.

El toro que ha cerrado el festejo ha humillado de salida al capote de Jesús Enrique Colombo, empujando con fuerza en el peto, recetándosele un fuerte puyazo. El tercio de banderillas del matador de Venezuela se ha desarrollado con la misma división de opiniones que en su primer turno. Las virtudes que el burel había apuntado con anterioridad, tales como la fijeza, se quedaron en nada al comenzar la faena de muleta, con el toro poniéndose gazapón y más reservón. Dura un suspiro. Estocada caída, pegándole un arreón fuerte a Jesús Enrique Colombo al intentar el descabello. Después se echó el toro. Silencio tras aviso.

José Palomares se ha lucido de forma especial picando al 3º y José Chacón, lidiando al 4º.

Fotos: Alfredo Arévalo – Plaza 1

A %d blogueros les gusta esto: