Orejas para Curro Díaz y Ginés Marín en la última de Azpeitia

Plaza de toros de Azpeitia (Guipúzcoa). Tercera y última corrida de la Feria de San Ignacio. Casi lleno. Astados de Salvador Gavira García, con buena condición en líneas generales aunque exigiendo a los toreros. El mejor el segundo.

Curro Díaz (Azul pavo y oro): Saludos y 1 oreja.

Ginés Marín (Azul marino y oro): 1 oreja tras aviso y Palmas tras aviso.

Ángel Téllez (Azul celeste y oro): Saludos tras aviso y Saludos tras aviso.

A pesar de que tan sólo se han cortado dos orejas, la tercera de las corridas de la Feria de San Ignacio de la localidad guipuzcoana de Azpeitia ha tenido mucho contenido. Por las nobles, por lo general, embestidas de las reses de Salvador Gavira García pero a la vez exigiendo a los toreros. Molestó el viento, fundamentalmente, en la primera parte de la corrida.

El primero de la suelta ha sido un ejemplar noble y con calidad pero con poca fuerza. Por ello, Curro Díaz no le baja la mano, lo lleva a media altura en una faena llena del gusto y la personalidad inconfundible del diestro de Linares. Destacan, sobre todo, los remates con los que abrocha las tandas. Justo antes de entrar a matar, sufre una fuerte voltereta. Lo mata de una buena estocada. Saludos. Pasa a la enfermería. Por suerte, el percance no pasa a mayores.

El cuarto del festejo tampoco ha estado sobrado de fuerza pero a base de temple y de dejarle la muleta en el hocico, Curro Díaz le hilvana un trasteo que alcanza sus mayores cotas con la mano derecha. Nuevamente, el torero linarense vuelve a dejar su sello en Azpeitia. Estocada contraria. Una oreja.

El segundo ha sido, con diferencia, el toro con mejores cualidades de la tarde, acrecentadas también por el buen trato dispensado por Ginés Marín. Muy suelto y variado con el capote el matador extremeño, tanto en el saludo inicial como en el quite, en el que intercala chicuelinas, con caleserinas y gaoneras. La virtud principal del trasteo de Ginés Marín ha sido el temple y la suavidad, el saber esperar a que el de Salvador Gavira metiera la cara en el engaño y pulsear su embestida hasta el final, con despaciosidad y sin tirones de ningún tipo. Mejores las series ejecutadas con la mano derecha, al ralentí algunos de los muletazos. Concluye con circulares y unas bernadinas muy ceñidas. Pinchazo y fenomenal estocada. Una oreja tras aviso.

El quinto no le dado tantas opciones de triunfo, ya que se ha parado de salida con el capote, pensándoselo más. Buena lidia de Jesús Díez “Fini”. Comienza su faena por bajo Ginés Marín para quedarse pronto con su oponente. Astado éste noble pero muy agarrado al piso y que ha durado muy poco en el tercio final. Firmeza y seguridad en el torero que se pega un auténtico arrimón. Falla con la espada. Palmas tras aviso.

Aunque no ha paseado ningún trofeo, la actuación de Ángel Téllez en Azpeitia ha sido importante. Por valor, firmeza, tranquilidad delante de la cara de los animales…. A su primero lo ha recibido con un manojo de buenas verónicas, continuado después con un quite mezclando saltilleras y gaoneras. El toro de Salvador Gavira ha presentado mayores dificultades que otros de los lidiados en la corrida, reponía, protestaba y no permitía la ligazón sino extraerle los muletazos de uno en uno y siempre cruzado para intentar pulir ese defecto. Eso es lo que hace Ángel Téllez, con pureza, verdad y con las plantas muy asentadas. Consigue instrumentarle algunos largos naturales. Finaliza la faena con manoletinas. Pinchazo y gran estocada. Saludos tras aviso.

Al sexto le ha faltado fijeza y entrega en los engaños, por ello Juan Navazo intenta fijarlo durante la lidia en banderillas. Frente a él, Ángel Téllez ha vuelto a estar sereno, firme y con valor, sin ninguna concesión a la galería. Los momentos más álgidos de su labor los consigue con la mano zurda. Final con luquesinas. Pinchazo y estocada. Saludos tras aviso.

Foto: Azpeitia Toros

A %d blogueros les gusta esto: