Moli de Ronda e Ismael Martín sobresalen en Ubrique con una gran novillada de Toros de El Torero

Plaza de toros de Ubrique (Cádiz). Segunda novillada de selección del XXVI Ciclo de Novilladas de las Escuelas Taurinas de Andalucía. Gran entrada en los tendidos. Erales de Toros de El Torero, extraordinarios, bravos, encastados y con clase además de lucir una magnífica presentación. Nota alta para la novillada en conjunto.

Alejandro Duarte (Verde oliva y oro. Escuela Comarcal Taurina del Campo de Gibraltar): 2 orejas tras aviso.

Mario Sánchez (Azul pavo y oro. Escuela Comarcal Taurina de Ubrique): 2 orejas.

Moli de Ronda (Gris perla y azabache. Escuela Cultural de Tauromaquia de Ronda): 2 orejas tras aviso.

Ismael Martín (Celeste y oro. Escuela Taurina de Salamanca): 1 oreja tras aviso.

Guillermo Corbacho (Gris perla y oro. Escuela Municipal de Tauromaquia Miguel Mateo “Miguelín” de Algeciras): 1 oreja tras aviso.

Víctor Cerrato (Rosa palo y oro con remates negros. Escuela Taurina Linense): 1 oreja.

Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del COVID-19. Se entregaron por parte de la Junta de Andalucía sus correspondientes capotes y muletas a las Escuelas Taurinas participantes. Molestó el viento en la primera parte del festejo.

Excelente novillada de Toros de El Torero la que se ha jugado esta tarde en el coso gaditano de Ubrique, en el segundo festejo del XXVI Ciclo de Novilladas de las Escuelas Taurinas de Andalucía. Animales con gran bravura, clase, fijeza, recorrido…., todo un espectáculo ver embestir a las reses de la vacada gaditana.

Los novilleros que han alcanzado más alta nota dentro del sexteto que ha hecho hoy el paseíllo, han sido Moli de Ronda e Ismael Martín, si bien todos han estado muy dispuestos y entregados.

Moli de Ronda ha saludado con un sensacional ramillete de verónicas al tercero, meciendo el capote con gusto y rematando el recibo en los medios. Ismael Martín quitó por lopecinas, toda una declaración de intenciones de lo que haría posteriormente en su novillo. “Dobladillo” ha sido noble, repetidor y con mucha calidad, sobre todo por el pitón izquierdo. Frente a él el torero de Ronda ha estado a un nivel muy importante, siempre encajado, templado y hundiéndose en los muletazos que instrumentaba. Con mucho gusto y expresión en todo momento, estructurando la faena a la perfección, con sabor en los remates de las tandas y en el toreo a dos manos. Pinchazo y estocada tendida. Dos orejas tras aviso.

El novillero de la Escuela Taurina de Salamanca, Ismael Martín, se ha marchado a la puerta de chiqueros a saludar a “Elemento”, otro buen novillo de Toros de El Torero. Quite de Guillermo Corbacho por chicuelinas y tafalleras. Coloca banderillas Ismael Martín, destacando el tercer par, de frente. Este eral ha sido más exigente pero entregándose por abajo, agradecido si se le hacían las cosas bien. Muy poderoso y firme Ismael Martín, fresco de mente y solventando la papeleta con suficiencia. Por el pitón izquierdo tenía mejor condición el cornúpeta mientras que por el derecho era más mirón. Al final de la faena, y gracias al buen hacer del torero, ha embestido también bien por el derecho. Le puede con valor y a base de no dudarle nunca. Acaba montándose encima de “Elemento”. Estocada perpendicular y tres descabellos. Una oreja tras aviso.

Ha abierto la tarde Alejandro Duarte frente a un animal muy bravo y de gran fijeza. Ejecuta bien el toreo a la verónica en el saludo con el percal, entrando en escena a continuación Mario Sánchez para quitar por tafalleras a lo que responde Alejandro Duarte por chicuelinas. La competencia siempre presente entre los más noveles. Debido a la intensidad del viento en ese momento, le enjareta tandas más redondas sobre la mano derecha, si bien poco a poco le coge la velocidad por el izquierdo y también lo cuaja por ahí. Muy reunido y entregado con la embestida de su antagonista Alejandro Duarte, que remata su labor con circulares en terrenos de cercanías. Estocada trasera. Dos orejas.

Una larga cambiada en el tercio ha sido lo primero que ha realizado Mario Sánchez ante el segundo de la suelta. Ejemplar éste muy manejable pero más exigente, siendo necesario perderle pasos entre muletazo y muletazo. El alumno de la Escuela Comarcal Taurina de Ubrique ha estado con muchas ganas y dispuesto, en un trasteo a más. Concluye con manoletinas. Estocada caída. Dos orejas.

Un concepto del toreo muy vertical ha exhibido Guillermo Corbacho ante “Artillero”, quinto de la función. Las lógicas carencias unido a las ganas del novillero, terminan en una voltereta, sin consecuencias. Con ganas de agradar al público y mucha voluntad, consigue por momentos acompasarse con la embestida del eral. Necesita de dos entradas en la suerte suprema. Una oreja tras aviso.

Ha cerrado la novillada, “Becasino”, al que ha recibido a porta gayola Víctor Cerrato. Muy enrazado el novillero tanto con el capote, como con las banderillas y la muleta, sin dejarse nada dentro. De rodillas comienza su faena, llevando largo y por abajo al astado de Toros de El Torero en el primer tramo de la misma. En una segunda parte, fundamenta el trasteo más en los terrenos del animal, sufriendo más enganchones. Termina con molinetes de rodillas. Pinchazo y estocada entera. Una oreja.

Foto: Prensa Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas “Pedro Romero”

A %d blogueros les gusta esto: