Miguel Zazo corta la única oreja en Toledo en su debut con picadores

Plaza de toros de Toledo. Novillada mixta. Buen ambiente en los tendidos. Cinco utreros de la divisa de El Freixo, manejables a excepción del cuarto, y un eral con el hierro de Bellos Montes, lidiado en sexto lugar, enclasado.

Abraham Reina (Grana y oro): Aplausos tras aviso.

Ignacio Olmos (Vainilla y oro): Palmas.

Juan José Villa “Villita” (Purísima y oro): Saludos tras aviso.

Luis Pasero, que debutaba con picadores (Azul rey y oro): Silencio tras aviso.

Miguel Zazo, que debutaba con picadores (Grosella y oro): 1 oreja.

La novillera sin caballos Estrella Magán (Azul marino y oro): Vuelta al ruedo tras petición.

Como ya ha sucedido en otros festejos de esta inusual temporada, al finalizar el paseíllo se ha guardado un minuto de silencio en memoria de las víctimas del coronavirus.

El fallo con los aceros de los novilleros ha sido la causa por la cual tan sólo se ha cortado un trofeo esta tarde-noche en Toledo, ya que los toreros, cada uno en su estilo, han dado una buena imagen ante el público de su tierra.

Ha abierto el festejo un novillo con tanta calidad y temple como falta de transmisión y empuje. Abraham Reina ha pulseado la embestida con gran temple e incluso mimo, por momentos, pero le ha costado llegar al tendido por la ya mencionada escasa raza del astado. Estocada corta perpendicular. Aplausos tras aviso.

Todo lo contrario ha ocurrido con el segundo de la función, “Enemigo”, un animal encastado y exigente que ha puesto a prueba a Ignacio Olmos. Muy firme y con valor sereno el joven espada toledano, consiguiendo los mejores momentos de su faena con la mano izquierda puesto que por el pitón derecho el utrero de El Freixo se metía por dentro. El deficiente manejo con el estoque reduce su premio a unos aplausos. Resaltar, en este novillo, el puyazo recetado por Javier Ortiz y el tercio de banderillas de Pedro Cebadera, que se desmontera.

Hasta los medios se ha salido en el saludo con el capote Villita, que posteriormente ha llevado al cornúpeta al caballo con unas vistosas chicuelinas al paso. Poca raza y poca clase ha tenido en el tramo final de la lidia el de El Freixo, pese a lo cual Villita le ha cuajado una labor preñada de gusto, torería y buena expresión en algunos de los muletazos instrumentados, de más alta nota los ejecutados con la mano zurda. Una vez más esta tarde, el desacierto con la espada se ha llevado el posible premio para Villita.

Ninguna opción ha tenido el debutante Luis Pasero frente al cuarto, rajado desde el mismo momento que el torero tomó los avíos. Aún así no se aburre Pasero, que ha estado dispuesto y queriendo, persiguiendo al novillo por toda la plaza para robarle los muletazos. Complicado también a la hora de cuadrarlo para la suerte suprema. Varios pinchazos. Silencio tras aviso.

Con verónicas de rodillas ha recibido Miguel Zazo al ejemplar con el que ha debutado con picadores. Entregado, asentado de plantas y dejando entrever un magnífico concepto del toreo ha estado Zazo, exhibiendo de igual forma valor para torear despacio y quedarse en el sitio. Gran estocada. Una oreja.

De vibrante cabe calificar el saludo con el percal de Estrella Magán al sexto, un eral de Bellos Montes. Codicioso, con clase y un ritmo fantástico se ha presentado ante la muleta de la novillera toledana, que ha logrado un trasteo que siempre ha mantenido la atención del respetable y en el que han sobresalido las series trazadas con la mano derecha. Concluye con manoletinas. Estocada baja. Vuelta al ruedo tras petición de oreja.

Imagen: CMMedia

A %d blogueros les gusta esto: