Miguel Tendero y Gómez del Pilar triunfan con una seria corrida de Conde de Mayalde en Valdepeñas

Plaza de toros de Valdepeñas (Ciudad Real). Dos tercios de entrada. Ejemplares de la ganadería de Conde de Mayalde, de enorme seriedad. Encierro de comportamiento y juego variado, siendo los mejores 1º, 4º y 6º.

Miguel Tendero (Malva y oro): Ovación y 2 orejas tras aviso.

Cristian Escribano (Verde hoja y oro): 1 oreja y Silencio.

Gómez del Pilar (Nazareno y oro): 1 oreja y 1 oreja tras aviso.

Al finalizar el paseíllo, se ha guardado un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la pandemia. A continuación, se ha interpretado por parte de la banda de música el Himno de España.

Encierro serio, de presentación y comportamiento en varios de los toros, de Conde de Mayalde, aprovechado por una terna de matadores dispuestos, preparados y capaces, que han ofrecido una gran tarde de toros.

Miguel Tendero ha sorteado el mejor lote, puesto que el animal que ha abierto la función ha tenido grandes virtudes, entre ellas la fijeza, la repetición de las embestidas y la humillación. Bravo y exigente el de Conde de Mayalde, empujando la muleta hasta el final. Entregado, con mucha garra y sometiendo por abajo a su antagonista Miguel Tendero, que hubiera paseado algún trofeo de estar más acertado con la espada. Ovación.

Sí que los cortó y por partida doble en el cuarto, otro gran toro de Conde de Mayalde, por fijeza, clase y ritmo, entre otras cualidades. Miguel Tendero lo ha cuajado a placer, disfrutándolo mucho por momentos, entregándose y vaciándose en cada muletazo. Muy templado y haciendo las cosas con despaciosidad el torero de Albacete, que en esta ocasión ha finiquitado a su oponente de una estocada en todo lo alto. Dos orejas tras aviso.

El lote menos propicio para el triunfo ha sido el de Cristian Escribano. El segundo de la función ha tenido tanta movilidad como falta de entrega y de clase. Firme y dispuesto Cristian Escribano, colocándose siempre muy bien frente al burel, que ha protestado bastante en los trastos. Estocada algo tendida. Una oreja.

El quinto ha sido el peor de la corrida, rajándose descaradamente nada más iniciar el trasteo muleteril Cristian Escribano, si bien ya había apuntado querencia hacia los adentros tanto en el primer como en el segundo tercio. En esta ocasión, no había faena posible ante un astado que ha terminado echándose. Pinchazo, media estocada y dos descabellos. Silencio.

También ha tenido querencia hacia los terrenos de tablas el tercero de la corrida, que no ha terminado nunca de salirse de los muletazos, empeorando su embestida conforme avanzaba la tanda. Gran dimensión la de Gómez del Pilar, firme, seguro y capaz, evidenciando que atraviesa un momento muy dulce en su carrera. Pinchazo y estocada corta arriba. Una oreja.

El sexto sí que le ha permitido a Gómez del Pilar disfrutar y torear con mucho gusto, ya que era muy noble y tenía clase y calidad en buena dosis. Asentado, encajado el torero, pasándose al toro muy cerca, buscando a propósito reunirse con su embestida. En la parte final del trasteo, le instrumenta una serie al natural con la mano derecha. Estocada corta en buen sitio y tres golpes de verduguillo. Una oreja tras aviso.

Han saludado tras parear al quinto, Raúl Cervantes e Ignacio Martín.

Miguel Tendero y Gómez del Pilar han salido en volandas por la puerta grande al término de la corrida.

Imagen: CMMedia

A %d blogueros les gusta esto: