Marcos Linares y Diego Bastos dan una gran tarde de toros en Aracena

Plaza de toros de Aracena (Huelva). Novillada mixta sin picadores. Un cuarto de entrada. Astados de Juan Pedro Domecq, nobles, con clase y calidad. El sexto, “Triquiñuela”, ha sido premiado con la vuelta al ruedo, y el 7º ha sido lidiado como sobrero por Marcos Linares, Diego Bastos y el sobresaliente, Manuel Osuna.

La rejoneadora Ana Rita: Silencio y 1 oreja.

Marcos Linares (Blanco y oro con remates negros): Ovación tras aviso y 1 oreja.

Diego Bastos (Tabaco y oro): 1 oreja tras aviso y 2 orejas.

En el sobrero: 2 orejas tras aviso.

Una magnífica impresión han dejado esta tarde en la plaza de Aracena tanto Marcos Linares como Diego Bastos, mostrando sus credenciales para ser gente importante en la Fiesta en el futuro próximo.

Marcos Linares ha firmado una actuación rotunda ante el segundo de la función, desde el mismo momento en el que se abrió de capa con él, saliéndose hacia los medios. Quite por chicuelinas de Diego Bastos, replicado por el mismo palo por parte de Marcos Linares. Novillo de mucha clase y calidad de Juan Pedro Domecq, aprovechado al máximo por parte del torero linarense para cuajar una faena rotunda, en la que ha toreado con temple, con mucho gusto, con expresión, con algunos pases de pecho, trincherazos y cambios de mano de gran belleza. El mal manejo de los aceros, ha dejado reducido su premio a una ovación tras aviso.

Muy despacio ha movido el capote Marcos Linares en el saludo al quinto, un animal de buena condición pero con más debilidad. Quite por saltilleras de Diego Bastos. A media altura ha iniciado su labor muleteril Marcos Linares, enganchando la embestida y conduciéndola hasta el final con temple y suavidad, casi acariciando con la tela roja al novillo de Juan Pedro Domecq. Oficio bien aprendido y mente despejada del joven espada jienense. Dos pinchazos y estocada desprendida. Una oreja.

Extraordinaria imagen la ofrecida también por Diego Bastos, que ha evidenciado delante de los animales un concepto clásico y puro del toreo. El tercero ha sido un astado noble, bravo y con mucha fijeza. Sensacional recibo con el percal del torero sevillano, acompasado con la embestida de su antagonista. Marcos Linares ejecuta un quite por verónicas, al que responde Diego Bastos con otro por delantales. Faena importante del novillero de la Escuela hispalense, buscando siempre la colocación óptima frente al eral, citando con pureza y con verdad. Firme, entregado, asentado de plantas, logrando algunos muletazos al ralentí. Expresión y personalidad de Diego Bastos. Pinchazo, estocada baja y descabello. Una oreja tras aviso.

Mejor aún ha estado Diego Bastos con el sexto, un novillo que ha sido un desacho de virtudes, noble, con fijeza, ritmo y clase al embestir y mucha duración. A placer lo ha toreado Diego Bastos con la muleta, con mucha pureza, reuniéndose con su dócil colaborador, muy despacio y gustándose. La postrera tanda de naturales ha sido intrumentada de frente a pies juntos. En resumen, faena redonda de Diego Bastos al novillo de Juan Pedro Domecq. Estocada algo desprendida. Dos orejas y vuelta al ruedo para “Triquiñuela”.

El sobrero, lidiado en séptimo lugar, ha sido recibido con el capote por Marcos Linares, que lo ha lanceado despacio y con gusto por verónicas. Seguidamente, han realizado un quite por chicuelinas al alimón Marcos Linares y Diego Bastos. Ambos espadas colocan también banderillas. En la faena de muleta han intervenido además Marcos y Diego, el sobresaliente, Manuel Osuna, que le ha enjaretado tres buenas series con la mano derecha. Cierra el trasteo Marcos Linares por manoletinas. Estocada algo atravesada y descabello. Dos orejas tras aviso.

Silencio y una oreja ha sido el balance final de la rejoneadora Ana Rita, que hubiera paseado más trofeos, sin duda, si hubiera estado más acertada con el rejón de muerte. Buena monta y una gran cuadra ha mostrado Ana Rita, haciendo las cosas despacio, con temple y como mandan los cánones.

Imagen: Canal Sur Televisión

A %d blogueros les gusta esto: