Marcos indulta a Alcaparra de Fernando Peña y corta cuatro orejas y un rabo en Villa del Prado

Plaza de Toros Los Alamos de Villa del Prado (Madrid).

4ª Novillada de la Feria de Villa del Prado y última.

Público: casi lleno.

Ganadería: Fernando Peña, indultó al segundo de la tarde con el número 60 de nombre “Alcaparra”, novillada bien presentada, con buen movimiento y dieron su juego.

Rafael Gonzalez: Silencio y Silencio tras aviso.

Marcos: Dos orejas y Rabo (simulados) y dos orejas.

Manuel Diosleguarde: Silencio y Silencio.

Comenzaba la tarde con amenaza de lluvia, pero según fue avanzando la tarde se despejó porque nadie quería perderse una tarde como esta, para poner el colofón final a una feria de novilladas, de las mejores de España.

Rafael Gonzalez: comenzó con buena faena de muleta al primero de la tarde, donde repetía las tandas por ambos pitones y ligaba buenas tandas de naturales, le dio un susto al levantarle por los aires, dándole un varetazo en la zona del glúteo, falló con los aceros ante un buen novillo de Fernando Peña. Salió el cuarto de la tarde, un toro burraco precioso, le iba ligando tandas con la muleta, pero le hacía trabajar bastante, no se lo ponía nada fácil, hasta el momento que le levantó por los aires, volvía con la muleta y dejó una estocada casi entera a la segunda.

Marcos: Salió el madrileño Marcos, se puso ante el segundo de Fernando Peña con el número 60 de nombre “Alcaparra” y se armó la marimorena, un novillo que era de película, tandas de naturales, tandas de derechazos, por arriba y por debajo, seguía dándole tandas y el de Peña no se agotaba, pidiendo el respetable con mucha fuerza el indulto, y tras consultar Dº Hector Ortega, Alcalde de Villa del Prado, sacaba el pañuelo naranja, devolviendo al novillo. Por si era poco salió el quinto de la tarde, dicen que no hay quinto malo y se respeto el dicho, le dio buenas tandas de muletazos por ambos pitones y dejó la que puede ser la estocada de la feria, una estocada hasta los gavilanes en lo más alto del morrillo, cortando otras dos orejas que caen al esportón del madrileño Marcos.

Manuel Diosleguarde: Le cuajó tandas de muletazos, pero no completaba la faena, además de fallar con los aceros. Ya en el último de Fernando Peña le iba cuajando las tandas muy despacio, le hacía esforzarse más que su primero, se tuvo que tirar a matar en dos ocasiones y hacer uso del descabello.

En general hemos vivido una gran tarde de toros que recordaremos en algún tiempo, esta tarde hubo ganado, hubo toreros y hubo muchas ganas de ser torero de verdad,un torero llamado MARCOS.

Queremos dar las gracias públicamente al Excelentísimo Ayuntamiento de Villa del Prado por todo el trato con este medio y contando ya los días para el comienzo de la feria de novilladas de 2.020

A %d blogueros les gusta esto: