Manzanares suma una nueva puerta grande en Vera

Manzanares recibió por verónicas templadas y con aroma clásico a su primer toro, un toro de Juan Pedro Domecq que se afligió tras el tercio de banderillas. Toreo muy despacio sobre la derecha aprovechando la calidad de la embestida del animal. Por el izquierdo no pudo bajarle la mano debido a esa falta de fuerza, lo que no impidió que imprimiese pureza en cada natural. La estocada cayó en el sitio y paseó su primera oreja.

El torero de Alicante paseó las dos orejas de su segundo toro al que saludó a la verónica haciendo las delicias del público. Con la muleta, José María Manzanares sometió al bravo animal de Juan Pedro. La muleta sobre la izquierda para trazar naturales profundos y templados. Con la derecha Manzanares ligó muletazos de gran hondura y a pesar de que el toro subía la cara, el alicantino toreó con su empaque natural obligando al animal a romper hacia adelante.

Prensa José María Manzanares

A %d blogueros les gusta esto: