Manzanares corta cuatro orejas en El Espinar

Saludó a la verónica al segundo toro de la tarde que lo remató con una media. Dándole tiempo y midiendo las distancias, Manzanares comenzó a sacarle las virtudes al noble toro del hierro de García Jiménez. Muy templado por el derecho, José Mari toreó con clasicismo. Por el pitón izquierdo, tuvo que bajarle la mano para que humillara y templara su embestida. Mató de una estocada recibiendo y paseó sus dos primeras orejas de la tarde.

El torero de Alicante lidió a favor del toro con el capote para conseguir fijarlo y lancearle muy despacio a la verónica. La nobleza del animal conjugó perfecto con el toreo puro de Manzanares que lo cuajó por ambos pitones dejando naturales de exquisita belleza. No le faltó nada al final de faena con esos cambios de mano con sello propio. Volvió a matar de estocada recibiendo y cortó otras dos orejas. El toro fue premiado con la vuelta al ruedo.

Prensa José María Manzanares

A %d blogueros les gusta esto: