La Tauromaquia abarrota la Casa de la Cultura de Sonseca

La sala Ernest Lluch del recinto cultural sonsecano se abarrotó para una mesa redonda sobre las novilladas

Manuel Amador, el ganadero José Manuel Galán y los novilleros Ignacio Olmos, Villita y Miguel Zazo, junto al periodista Mario Gómez protagonizaron un exitoso acto que sirvió para el disfrute de los asistentes

En Sonseca, hay afición a la tauromaquia. Eso es así le pese a quien le pese y lo discuta quien lo discuta. Es así y quedó demostrado en el coloquio de la Asociación Cultural de Aficionados Taurinos de Sonseca y Comarca (ACATS).

Bajo el lema “Las Novilladas: Pilar y Futuro de la Tauromaquia”, se programó un atractivo coloquio que comenzó con imágenes de los tres novilleros y de “Ferianto” un bravo novillo de la ganadería de “La Olivilla” que resultó indultado precisamente por Miguel Zazo el pasado 4 de mayo de 2019 en esta localidad.

Este hecho, fue el hilo sobre el que comenzó el coloquio, puesto que tanto torero, como ganadero y empresario de aquella tarde se encontraban en el estrado. El ganadero por su parte, explicó lo que supuso ese indulto y “lo bien que le viene esta línea a su ganadería”, pues “ya está deseando ver sus primeros frutos”.

Zazo, definió esa tarde como “la más importante de su vida” pues lo vivido allí no se lo podía haber imaginado nunca. Manuel Amador, matador de toros y organizador del Certamen Promesas de Nuestra Tierra, habló del cariño con el que siempre ha sido tratado en Sonseca y la ilusión de que, la 5ª edición de este certamen, que se celebrará este 2020, tenga en esta localidad toledana una de sus sedes. Así mismo, desveló que ya tiene seleccionado el elenco de 6 ganaderías que serán lidiadas, y que “La Olivilla” está reseñada “por méritos propios” para repetir novillada.

Villita, habló de las dificultades y el “parón” que supone el hecho de pasar al escalafón con picadores, pues “de venir toreando mucho, pasas a torear más espaciadamente” pero aseguró no desistir en la preparación física y mental para las posibles citas que surjan y la importancia que tiene para él la fecha del 18 de junio, donde toreará en La Maestranza, plaza “en la que ya ha tenido la suerte de triunfar” y la que tiene muchas ganas de volver.

Ignacio Olmos, comentó la importancia de “saber esperar” y aprovechar las
oportunidades cuando llegan, y cómo la tarde de su presentación en Las Ventas cambió su temporada y le abrió las puertas de muchas plazas y ferias donde siempre había soñado estar, tras varias temporadas toreando poco, pero no desistiendo en su preparación y con la certeza de que llegaría su oportunidad.

Algo más de una hora donde, bajo la conducción del periodista taurino local, Mario Gómez, los asistentes conocieron más de cerca las vicisitudes de las novilladas desde el prisma de la organización, la cría del novillo y de los que se ponen delante, disfrutando de un acto que por primera vez organizaba dicha asociación y que ante la afluencia de público (quedándose incluso gente de pie) a buen seguro repetirán.

MaTAURO Comunicación

A %d blogueros les gusta esto: