La pureza de Emilio de Justo cautiva a la plaza de Albacete

Plaza de toros de Albacete. Penúltima corrida de la Feria de la Virgen de los Llanos. Más de tres cuartos de aforo cubierto. Ejemplares de Juan Pedro Domecq y uno (1º) de Parladé, justos de fuerza y raza. El mejor el 6º.

Enrique Ponce (Azul turquesa y oro): Saludos tras petición y División de opiniones.

Miguel Ángel Perera (Gris perla y oro): Saludos y Saludos.

Emilio de Justo (Verde esperanza y oro): Saludos y 2 orejas.

La penúltima corrida de la Feria Taurina de Albacete 2019 tiene un nombre: Emilio de Justo, que ha cautivado con su toreo a la entendida afición albaceteña.

Con verónicas de rodillas recibió al tercero de la suelta, siendo volteado de forma aparatosa al ejecutar un quite por gaoneras. Posteriormente, firma una labor muleteril que alcanza una dimensión importante, toreando con mucha verdad, asentado y reuniéndose con la embestida de su antagonista. La deficiente colocación de la espada le impide tocar pelo. Saludos.

El sexto ha sido, con diferencia, el mejor toro del encierro de Juan Pedro Domecq – Parladé. Animal que ha mostrado sobre la arena del coso manchego nobleza, raza, fijeza, humillación…, en definitiva un astado de triunfo al que ha sabido cuajar Emilio de Justo. Citando con una enorme pureza y con una excelente colocación, hilvana un trasteo que ha llevado la emoción a los tendidos. Series tanto con la derecha como con la izquierda, pasándose al cornúpeta muy cerca, hundido sobre el albero, consiguiendo una faena rotunda, maciza, de esas que los aficionados guardan en la retina. Lo pasaporta de un sensacional espadazo. Dos orejas.

Con buenas verónicas ha saludado Enrique Ponce al primero de la tarde. La faena del torero valenciano estuvo basada en la mano zurda, debido a las dificultades que presentaba el de Parladé por el pitón derecho. Labor paciente y templada del espada de Chiva, que lo finiquita de estocada en buen sitio. Saludos tras petición.

Menos opciones de triunfo aún le ha dado a Ponce el cuarto de la corrida. Escasa fuerza y casta la del morlaco de Juan Pedro Domecq, faltando también la transmisión al público. La faena de Enrique Ponce ha sido breve ante la nula colaboración del astado. Estocada. División de opiniones.

Sí que ha calado entre los espectadores, sobre todo las series instrumentadas con la mano derecha, el trasteo de Miguel Ángel Perera al primero de su lote. Tandas de seis y siete muletazos largos y pronfundos, rematados con el obligado de pecho. La travesía en la trayectoria de la espada, deja su balance en saludos.

El quinto ha llegado al último tercio muy parado. Frente a él, Miguel Ángel Perera está firme y dispuesto, logrando los mejores momentos al manejar la mano diestra. Faena con altibajos a causa de lo cambiante de la embestida del ejemplar de Juan Pedro Domecq. Estocada arriba. Saludos.

Al finalizar la corrida, Emilio de Justo ha salido a hombros por la puerta grande.

Fotos: María Vázquez – Prensa UTE Taurino Manchega

A %d blogueros les gusta esto: