La empresa de Huelva califica las recientes Colombinas como históricas

Huelva, 6 de agosto. “Hemos vivido unas Colombinas históricas”. Es lo que responde Carlos Pereda, empresario de la Plaza de Toros La Merced, cuando se le pide un balance de la feria que  acaba de terminar. Una feria marcada, sin duda, por el acontecimiento que fue el indulto del toro Sereno, de Torrealta, a manos de Miguel Ángel Perera tras una colosal faena, la reaparición de David  de Miranda y con la dimensión con que lo hizo tras casi un año de recuperación de las lesiones que le  produjo el percance sufrido en Toro, y la obra total de Morante de la Puebla, también el 3 de agosto,  ante el toro Marc, de Juan Pedro Domecq.

Hitos en lo artístico que para Pereda hablan de unas Colombinas “de muy alto nivel. Ya desde la novillada, con el impacto que supuso la actuación de Juanito o del propio Emilio Silvera aunque no  lo rematara con la espada, la feria tomó un ritmo de brillantez en el que se ha mantenido hasta el  final”. La cima, claro está, fue el feliz encuentro de Miguel Ángel Perera con Sereno la tarde del 4 de  agosto. “Es de esos momentos que a todos los aficionados nos lleva a una plaza de toros. La forma en  que Sereno embistió desde que salió al ruedo y la redondez con que lo cuajó Perera tan de principio a  fin, desde el capote a la muleta fue perfecta, impecable. Una gozada. El clamor por el indulto fue  multitudinario. Y hacía dieciocho años que no se indultaba un toro en La Merced, por eso estas  Colombinas son históricas”, recalca el empresario de Huelva.

Más allá de lo emotivo, cuyo peso era importante por tratarse de lo que se trataba, el triunfo  de David de Miranda supone también uno de los histos grandes de la feria onubense. Tanto la afición  como sus propios compañeros de cartel reconocieron el esfuerzo ímprobo del torero de Trigueros  por llegar a tiempo a la cita con su tierra, sin duda, uno de los objetivos que más le han marcado en su proceso de recuperación. Y luego, el nivel que dio en lo taurino. “No se le notó la inactividad ni
secuela alguna de aquel terrible percance. Fue el David de Miranda de siempre, sólo que corregido y  aumentado. Firme, valiente, seguro, capaz, e incluso, más reposado que nunca. Verle así te reconcilia  con el ser humano”, afirma Carlos Pereda.

En el haber de las Colombinas de 2018, la empresa de La Merced anota también entre lo más  destacado la faena de Morante de la Puebla al segundo juampedro de su lote, llamado Marc. “Estuvo  genial y desatado desde que se encontró con el toro. Lo bordó con el capote y compuso una faena de  muleta sencillamente para el recuerdo. Encima nos regaló tres pares de banderillas marca de la casa,  con ese aroma de lo diferente que alumbra a Morante. Nos sacó a todos toreando de la plaza”,  apunta Carlos Pereda. La respuesta de Roca Rey al gran triunfo que ya había tenido Miguel Ángel  Perera y el buen tono ganadero general de la novillada de Villamarta y de las corridas  de Juan Pedro  Domecq y de Torrealta “fueron claves para que las Colombinas haya sido en lo artístico del alto nivel  que ha sido”, reconoce el empresario onubense. Al cierre de rejones le faltó “que la corrida de Los  Espartales no se hubiera venido en  general tan abajo en el segundo tramo de cada faena y que los  rejoneadores no hubieran errado con los aceros”. Eso sí, como apoderado suyo y como onubense,  Carlos Pereda, valora el triunfo de Andrés Romero “constatando allí donde va que está bien puesto  donde le ponen y que no desaprovecha oportunidad alguna. Lo ha hecho en Huelva, pero también en  Sevilla y en Madrid”.

En cuanto a la asistencia de público, Pereda se muestra “moderadamente satisfecho”. Y lo  argumenta: “Tuvimos media plaza en la novillada, tres cuartos de entrada en la corrida del 3 de  agosto y tres cuartos largos en la segunda corrida de toros y en la de rejones. El balance es bueno,  pero sí es verdad que una feria tan cara y rematada como era ésta necesitaba y merecía un plus  más”. En otros aspectos, la empresa de la Plaza de Toros La Merced subraya “el esfuerzo promocional  que un año más hemos hecho en Colombinas con acciones que, sobre todo, han sacado los toros a la  calle como aquella multitudinaria que protagonizaron El Juli y Perera con los niños de Huelva” y  que, “entre la empresa, el público, los toreros y los ganaderos hemos conseguido mantener y reforzar  el marchamo de calidad por el que apostamos hace  ya muchos años y que, por suerte y con mucho  trabajo, nos distingue. En este sentido -adelanta Carlos Pereda-, ya trabajamos en nuevos proyectos  para el año que viene”.

A %d blogueros les gusta esto: