La disposición de Ginés Marín destaca en Albacete

Plaza de toros de Albacete. Feria de la Virgen de los Llanos. Cuarto festejo del abono, tercera corrida de toros. Media entrada. Astados de la ganadería de Alcurrucén, en general con poca clase y, en algunos casos, sacando peligro en la faena de muleta. Los mejores 2º y 4º.

Román (Burdeos y oro): Saludos y Saludos tras aviso.

Ginés Marín (Azul marino y oro): 1 oreja y Saludos tras aviso.

David de Miranda (Azul marino y oro): Silencio tras aviso y Silencio.

Corrida que, por momentos, ha llevado la emoción a los tendidos pero a la que en líneas generales le ha faltado clase en sus embestidas.

El lote con más opciones de triunfo lo ha sorteado Román. Su primero era un toro exigente, al que había que apostarle para extraerle los muletazos. Muy firme y decidido el torero valenciano, logrando las mejores tandas con la mano izquierda, por donde el de Alcurrucén tenía mayor profundidad a la hora de embestir. Termina su labor con manoletinas. Pinchazo y estocada casi entera delantera. Saludos.

El cuarto ha tenido más temple y ritmo que otros de los lidiados hoy en el coso albaceteño. Tras la buena lidia llevada a cabo por Raúl Martí, se presenta ante la franela que manejaba Román con mejor condición por el pitón derecho. Por ahí fundamenta el trasteo el matador, empapando mucho de tela al cornúpeta. Unas luquesinas han puesto el broche a la faena. No está acertado con la espada. Saludos tras aviso.

Con lances a pies juntos ha saludado Ginés Marín al segundo de la tarde, rematando con buena media. Formidable tercio de banderillas de Antonio Manuel Punta, que se desmontera. Faena seria e importante del torero extremeño, que de inicio sometió a su antagonista con muletazos por bajo. Animal que transmitía al tendido pero que al final del muletazo salía desentendiéndose. Por el pitón izquierdo tenía corto recorrido, por lo que las series más sobresalientes han llegado con la derecha. Finaliza con ceñidas bernadinas, cambiándole la embestida al toro. Estocada tendida. Una oreja.

El quinto ha sido el ejemplar que más complicaciones ha sacado en el tercio final, denotando también su edad (en noviembre hubiera cumplido seis años). Nunca venía entregado ni metido en el engaño, soltando la cara. Muy dispuesto Ginés Marín que le ha tragado bastante al toro, sufriendo un achuchón del que sale con el chaleco destrozado. Importante la tarde de Ginés Marín hoy en Albacete. Estocada contraria. Saludos tras aviso.

David de Miranda, que hoy se presentaba en la ciudad manchega, ha tenido pocas, por no decir nulas, opciones de triunfo con su lote de Alcurrucén. El tercero se ha parado en seco al poco de dar comienzo la faena de muleta, escondiendo todo lo que llevaba dentro. Falla con los aceros. Silencio tras aviso. El sexto ha sido noble pero soso y ayuno de transmisión. Voluntad del torero onubense, que necesita de tres entradas con el estoque y un golpe de verduguillo para finiquitar la cuarta del abono albaceteño.

Fotos: María Vázquez – Prensa UTE Taurino Machega

A %d blogueros les gusta esto: