José Mauricio y Sergio Flores, bordan el toreo

Se aprueban dos extraordinarios toros de Caparica para sementales en La Florecita

Una tarde extraordinaria se vivió este viernes en la plaza de toros “La Florecita”, donde se probaron cuatro ejemplares del hierro de Caparica para sementales, dos de ellos, cumpliendo a cabalidad con las exigencias de los propietarios de la ganadería, Manuel y Julio Muñoz Cano, y Roberto Viezcas.

“Mulerito”, de 606 kilos, marcado a fuego con el número 163, y “Arrucino”, número 177, y con 512 kilos, regresarán al campo como sementales tras el buen y completo juego que ofrecieron. En esta jornada que cumplió con todos los protocolos sanitarios, los matadores José Mauricio y Sergio Flores torearon a placer y dejaron pasajes de gran contenido artístico.

José Mauricio impregnó de clase desde que se abrió con el capote ante “Mulerito”, un imponente astado que además dio la pelea con fuerza al caballo del picador Luis Miguel González que tuvo una actuación sobresaliente en los dos puyazos. La naturalidad brotó cuando corrió la mano el torero ante el toro que se empleó con calidad, ligando buenas series. También con la muleta en la mano diestra dio la profundidad que el astado pidió, cuajando así series de buena manufactura. Tras una buena faena, y el juego del toro, los ganaderos consensaron y determinaron que el toro regresaría a casa para ser semental.

Sergio Flores toreó por nota a “Arrucino”, al que bregó con torería en el saludo capotero. El toro de Caparica acudió con garbo y fuerza al caballo de Luis Miguel González para en la muleta ir de menos a más en un trasteo donde la profundidad se hizo presente por parte del torero tlaxcalteca. La madurez de Sergio Flores se reflejó en una faena con pausa y ritmo, cadencia y mando en su muleta en la que prodigó pases con reposo. La inventiva también jugó un papel determinante en una labor completa de Sergio Flores que toreó en redondo, y que por derechazos ligó series templadas y de gran calado. Para Flores el toreo al natural cobró sentido cuando ligó el toreo por el pitón izquierdo, todo con temple y sello propio. “Arrucino” tras su buen juego y la faena de Sergio Flores también regresa a Caparica como semental.

Sin duda, la satisfacción de los ganaderos por la bravura y nobleza de los toros junto al toreo que ofrecieron José Mauricio y Sergio Flores formaron el binomio perfecto en una tarde que se convierte en oxígeno puro.

Prensa Sergio Flores

A %d blogueros les gusta esto: