José María Manzanares se lleva la tarde en Sevilla

Los lances por verónicas de José María Manzanares fueron una gran antesala del remate perfecto que realizó a su primer toro, una media de escándalo que dejó el runrún en los tendidos maestrantes. El de Alicante realizó un quite por chicuelinas delicadas y de mano baja, marca Manzanares, que encendieron aún más el ambiente. En los tercios de varas y banderillas, el de Jandilla comenzó a acusar su fuerza, pero Manzanares logró sacar sus virtudes en las primeras tandas con la muleta. El diestro alicantino tuvo que someter al toro y los olés resonaban en la plaza pues la profundidad y temple fueron la clave que emocionó a los aficionados. Lamentablemente, el toro echó el freno y la grandísima labor de Manzanares no pudo ir a más. Tras una extraordinaria estocada, saludó una fortísima ovación de la afición sevillana.

Una oreja cortó José María Manzanares al sexto de la tarde al que recibió con una extraordinaria tanda de verónicas culminadas por una nueva preciosa media verónica. Tras un gran tercio de varas de Paco María que se fue con el público en pie, llegó otro gran tercio de banderillas. Todo esto fue la antesala de una faena entregadísima de José María Manzanares en la que puso todo para levantar la tarde. Un pellizco levantó los tendidos tanda tras tanda. Manzanares toreó con ese toreo clásico que atesora y que pone a todos de acuerdo. Nada fácil era templar al bravo de Jandilla, pero Manzanares  consiguió ligar muletazos templados y de extraordinaria belleza.

Daniel Duarte y Manuel Rodríguez “Mambrú” se desmonteraron tras un gran tercio de banderillas en el tercer y sexto toro respectivamente.

Foto: Sara de la Fuente

Prensa José María Manzanares

A %d blogueros les gusta esto: