Jorge Isiegas: “La Copa Chenel es el gran escaparate para que los aficionados me descubran”

Es su segunda temporada completa como matador de toros y Jorge Isiegas Meléndez (Zaragoza – 1995) cuenta los paseíllos por triunfos. Tomó la alternativa el 11 de octubre de 2019 de manos de Julián López “El Juli” y con Paco Ureña como testigo. Una oreja ante el toro de su doctorado y una ovación con honores ante el que cerró función fue el balance de una tarde que debió tener continuidad a lo largo de la temporada 2020 pero la pandemia trastocó los planes del maño que no desaprovechó su oportunidad en Úbeda (Jaén) en el segundo festejo de la gira de la reconstrucción que organizó la Fundación Toro de Lidia y ante un encierro de Daniel Ruiz, volvió a tocar pelo. Actitud y entrega fueron los adjetivos más repetidos tras su impactante actuación. Durante el presente curso tan sólo se ha puesto el chispeante en una ocasión en Rozas de Puerto Real (Madrid) siendo el máximo triunfador del festejo tras estoquear una seria corrida de Antonio López Gibaja. Cortó tres orejas y lo mejor fueron las sensaciones de un torero hecho y cuajado que ya desde novillero tuvo éxitos sonados alzándose como triunfador de diferentes certámenes: Víctor Méndes en Villafranca del Xira, Feria Taurina de Azuqueca de Henares en el 2018 tras cortar 4 orejas a una novillada de Montealto, el Cántaro de Navarrete (La Rioja) o erigirse como novillero revelación de la Feria del Pilar en el año 2017.

Su día a día es frenético, compagina los entrenamientos vespertinos con su ejercicio profesional por las mañanas en una asesoría jurídica en el centro de Madrid, la ciudad que desde los seis años le acogió taurinamente como alumno de la Escuela José Cubero “Yiyo” y del que hoy luce con orgullo el Grado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad CEU San Pablo. Dicen que uno no es de donde nace si no de donde pace, pero Jorge Isiegas lleva con orgullo los antecedentes taurinos de su abuelo Octavio. En el horizonte, tiene fijada el aragonés todas sus esperanzas: el próximo domingo 12 de septiembre está anunciado en la Feria del Toro que organiza la Fundación del Toro de Lidia y rebautizada como “Copa Chenel” en la localidad madrileña de San Martín de Valdeiglesias, en un desafío ganadero de Dolores Aguirre y Los Eulogios. Hasta entonces, el torero de Zaragoza vela armas.

– Imaginamos que para un torero en su situación con los paseíllos contados con los dedos de una mano, la oportunidad que le brinda la Fundación del Toro de Lidia… es de agradecer.

Es una oportunidad muy importante que tengo y debo aprovechar.

– ¿Qué espera de la corrida del 12 de septiembre?

Me encuentro ante una gran oportunidad. Tendré dos toros para que el aficionado pueda verme y por lo tanto, tengo que triunfar a consecuencia de hacer el toreo que siento. La Copa Chenel es el gran escaparate para que los aficionados me descubran.

– La pandemia ha truncado los planes de una temporada ilusionante sobre todo en las plazas de Aragón (Teruel, Ejea de los Caballeros, Calanda, etc)

Aragón es quizá la Comunidad Autónoma que más se ha visto perjudicada por el Covid-19 en cuanto a la organización y celebración de festejos taurinos y, precisamente de los últimos festejos que hubo fue el día de mi alternativa. Me duele porque necesito de Aragón, allí me quieren y están muy ilusionados conmigo.

– La pandemia ha venido con una reducción de festejos y supresión de ferias de manera ostensible en todo el panorama nacional. ¿Su incursión en los carteles de la FTL lo toma como un revulsivo o por el contrario cree que la situación no va a mejorar a corto plazo?

Es una oportunidad muy importante la que tengo el próximo 12 de septiembre y con las cámaras de Telemadrid en directo. Tengo claro que si doy la imagen que quiero dar, va a ayudar mucho máxime sabiendo que hay una semifinal y una final que me puede permitir torear hasta incluso tres corridas de toros.

– Este año comenzó temporada en Rozas de Puerto Real y lo hizo de la mejor forma posible con un triunfo rotundo a las puertas de Madrid. Tres orejas y puerta grande. ¿Ha sido la mejor tarde desde que pertenece al escalafón superior?

Ni mucho menos porque donde se ha podido intuir quién es Jorge Isiegas fue en Zaragoza con el toro de mi alternativa. La tarde de Rozas de Puerto Real me ha dado moral y aunque obviamente siempre quiero más y se que podía estar mejor… reconozco que tuve buena actitud. No obstante, soy consciente de que las orejas son necesarias pero me siento que voy evolucionando como torero.

– ¿Le hace especial ilusión compartir cartel con algún compañero?

Me hace ilusión torear con todos y a al vez, me da igual. Desconozco quien ha organizado los carteles de la “Copa Chenel” pero me hubiese dado igual torear con cualquier compañero.

– Para el que no le conozca, ¿Cómo entiende el toreo Jorge Isiegas?

Trato de hacer el toreo con personalidad, actitud, cadencia y compromiso. Al final, el toreo es sentimiento y expresión pero siempre acompañada de una técnica para poder torear con profundidad.

– 11 de octubre de 2019. Alternativa de lujo en plena Feria del Pilar. Una oreja y ovación con saludos. Sensaciones más que positivas.

La Feria del Pilar y la Plaza de la Misericordia es el coso que más me responsabiliza pero sobre todo el que más ilusión me genera. Es el cartel soñado para cualquier alternativa… y encima salieron bien las cosas (…) fue un día que nunca olvidaré.

– La temporada 2020 en Úbeda (Jaén) hizo el paseíllo y rompió moldes ante una figura como Paco Ureña. Una oreja y el nombre de Jorge Isiegas en boca del aficionado.

Uno siempre quiere más y aunque la corrida no terminó de facilitarme que me hubiese expresado todo lo que hubiese querido tuve sensaciones muy positivas ya que al primer toro lo maté bien y de haber hecho lo mismo con el segundo, hubiese redondeado aún más la tarde. Aún así, fue una tarde bonita e importante.

– ¿A día de hoy, quiénes son sus referentes taurinos?

Al ser alumno de la Escuela de Madrid mi mayor referente ha sido José Cubero “Yiyo”, y toreros del corte de Antonio Chenel “Antoñete”, Curro Vázquez o Ángel Teruel. Por otro lado, he tenido la grandísima suerte de compartir vivencias con Paco Ureña y Alberto Aguilar, que son dos toreros que respeto y admiro.

– Durante su carrera ha estoqueado todo tipo de ganaderías y de encastes, ¿Corren malos tiempos para la comodidad?

Todas las figuras del toreo a las cuáles se les achaca que sólo torean un tipo de ganadería, si cogemos sus trayectorias podemos ver que han estoqueado cualquier ganadería y han triunfado con ellas. Es de mérito lo que han hecho las figuras para estar ahí arriba. No obstante, no puedo acomodarme a un tipo de ganadería en concreto puesto que sería un error para enfocar mi trayectoria.

– ¿Qué fue de aquel novillero que se alzó con el galardón de novillero revelación de la Feria del Pilar durante la temporada 2017?

Queda todo porque soy el mismo, pero voy evolucionando y mejorando para torear como siento. De novillero tenía muchas ganas y actitud que aún mantengo pero todo era más inconsciente. Actualmente y aunque no esté toreando en exceso voy siendo más consciente del torero que quiero ser.

– En Madrid como novillero ha realizado el paseíllo hasta en cinco ocasiones. Una oreja y una vuelta al ruedo le avalan. ¿Cuáles son las sensaciones de torear en Las Ventas?

He tenido la gran suerte de triunfar en Las Ventas – entre ellas el día de mi presentación (22 de julio de 2017 ante una novillada de Guadajira) que me permitió torear en otras ferias y aunque puede sonar a tópico he de decir que aquel día pude salir a hombros. Posteriormente, he tenido tardes buenas que me ha faltado refrendar con la espada. Recuerdo que se me han ido orejas de un novillo de Castillejo de Huebra y otro de Fuente Ymbro. Los aficionados de verdad me lo reconocieron, obligándome a saludar una ovación desde el tercio. Siento que Madrid me ha dado mucho porque siempre que he hecho el paseíllo me han embestido los novillos. Espero que cuando regrese, me embistan también los toros.

– ¿Esperaba confirmar alternativa este año en plena Feria de San Isidro?

Hay que pensar poco a poco y el año que viene Dios dirá, no quiero ir más allá. Lo que tengo claro es como tengo que salir a la plaza el próximo 12 de septiembre en San Martín de Valdeiglesias y lo demás, nadie lo puede saber.

Foto: Teseo Comunicación

Prensa Jorge Isiegas

A %d blogueros les gusta esto: