Jerez inaugura su feria del caballo con una triple puerta grande

Se cumplían 125 años de la plaza de toros de Jerez de la Frontera, y Jerez lo celebró sacando a los tres rejoneadores que daban comienzo a la feria del taurina del caballo, por la Puerta Grande. La tarde que comenzó de menos a más y tuvo como anécdota que celebraron la efeméride regando la plaza con el carro con el que se hacía cuando su inauguración, estuvo presente el Maestro Juan José Padilla a quién Diego Ventura brindó uno de sus toros.
La tarde fue una fiesta que remataron los rejoneadores en la segunda parte del festejo, en la que se repartieron dos orejas por coleta, aunque hay que destacar la estética y lidia que desarrolló Diego Ventura.

La plaza presentaba una entrada superior a la media plaza. Se guardó un minuto de silencio en memoria del cirujano Julio Mendoza y el conserje de la plaza Joaquín Gutiérrez.

Se lidiaba a caballo un encierro completo de Fermín Bohórquez, bien presentados y que dieron juego en sus embestidas, a excepción del primero lidiado por Andy Cartagena, con el que el rejoneador de Benidorm estuvo voluntarioso e intentó siempre meter a los tendidos en la lidia, la poca transmisión del astado y el rejón de muerte privaron al caballero de cortar al menos una oreja con el que abría plaza y feria. Con su segundo toro, salió a por todas Cartagena, tiró de recursos e hizo gala de una gran doma y de las grandes dotes como jinete. Toreó muy ajustado el de Benidorm y acertó con el rejón de muerte para cortar dos orejas que le valían la Puerta Grande.

Poco vamos a descubrir de Diego Ventura, su espectacular cuadra, su excéntrica forma de montar y su aptitud tarde tras tarde lo hacen ser uno de los grandes del toreo a caballo de la historia. El rejoneador, afincado en La Puebla del Río, llegaba a Jerez a por todas, y así lo demostró en la lidia del primero de su lote, un toro complicado con el que se esforzó para hacer disfrutar a todos los presentes, con piruetas, cambios de tranco y un amplio repertorio que remató con un par de banderillas cortas al violín que le hubiesen valido las orejas, de no haberse mostrado errático con los aceros. Espoleado en su orgullo por la ya segura Puerta Grande de Andy Cartagena comenzaba Diego Ventura la lidia del quinto a lomos de “Campina”. Se mostró seguro con un buen toro de Fermín Bohórquez que tenía buen ritmo y una gran embestida para la lidia a caballo, se pegó a tablas en repetidas ocasiones toreando con gran maestría y haciendo llegar la emoción a los tendidos. Desarrolló una “monta” espectacular haciendo gala del gran jinete que es, “Dólar” y sus ya tradicionales banderillas sin cabezal terminaron de convencer al público y tras el rejón de muerte, se le concedieron dos orejas.

Cerraba la tarde la actual líder del escalafón de los rejoneadores, Lea Vicens. Desarrolló una lidia clásica al tercero, el de Bohórquez demostró tener un buen ritmo y buenas embestidas a la cabalgadura, estuvo muy firme la rejoneadora desarrollando una tauromaquia que por momentos evocaba a los grandes toreros a caballo de la Puebla del Río, falló con el rejón de muerte privándole de tocar pelo en el primero de su lote. Ya con el cierra plaza se entendió a la perfección, estuvo soberbia en las formas, y consiguió cuajar una gran faena que remató con un muy acertado rejón de muerte que le valió las dos orejas.

Reseña:

Plaza de toros de Jerez de la Frontera, Feria del Caballo primera festejo del abono.

Toros de Fermín Bohorquez para los Rejoneadores:

Andy Cartagena. Saludos y 2 orejas.

Diego Ventura. Saludos y 2 orejas.

Lea Vicens. Saludos y 2 orejas.

A %d blogueros les gusta esto: