Interesante corrida de Miura en Castellón, con puerta grande de Rafaelillo

Plaza de toros de Castellón. Séptimo y último festejo de la Feria. Corrida de toros. Casi lleno dentro del aforo permitido. Ejemplares de la divisa de Miura, todos de interesante juego. Mejores, con mayor clase, los tres primeros, pero todos con opciones y ofreciendo espectáculo.

Rafael Rubio “Rafaelillo” (Grana y oro): 1 oreja y 1 oreja.

Paco Ramos (Grana y oro): 1 oreja y Vuelta al ruedo tras petición.

Rubén Pinar (Salmón y oro): 1 oreja y Silencio.

El público ha obligado a saludar a la terna de matadores al terminar el paseíllo.

Corrida interesante y con muchos matices la de Miura hoy en Castellón, con animales que han brindado un gran espectáculo en todos los tercios y que han emocionado al respetable. Los toreros, muy dispuestos y entregados, sin dejarse nada dentro.

El triunfador de la tarde ha sido Rafaelillo, que ha saludado al primero de la función con una larga cambiada de rodillas en el tercio. El burel ha peleado bien en varas, permitiendo al diestro murciano cuajar una labor maciza, rotunda, templada y lidiadora, imponiéndose con gran sabiduría y conocimiento del encaste al “miura”. Fenomenal espadazo. Una oreja.

Al cuarto le ha costado bastante más ir hacia adelante, desde el mismo recibo con el percal. Toro más exigente éste, que ha desarrollado peligro en el tercio final. Oficio, paciencia y entrega de Rafaelillo con el cornúpeta, que se ha quedado más corto siempre por el pitón izquierdo. Pinchazo hondo y descabello. Una oreja.

El segundo ha saltado al callejón de salida, dando un susto monumental a los que por aquella zona se hallaban. Pasado el sobresalto, Pedro Iturralde le ha suministrado un gran puyazo al de Miura. Frente a él, Paco Ramos ha intentado hacerle las cosas muy despacio, tratando de alargarle el viaje. Firme el torero castellonense, aprovechando las virtudes de un astado que ha tenido buen fondo, si bien se ha echado al final del trasteo, siendo levantado enseguida por la cuadrilla. Estocada caída. Una oreja.

El quinto ha sido el toro de más peso de la corrida, 698 kilos. Bien se ha comportado ante el caballo de picar, metiendo los riñones y empujando. Después en la faena de muleta de Paco Ramos se ha venido algo abajo. A pesar de ello, el matador de Onda ha logrado pasajes lucidos, sin ligar los muletazos por la condición de su antagonista, pero con buen aire. Estocada atravesada. Vuelta al ruedo tras petición.

El tercero ha dejado a Rubén Pinar instrumentarle un vistoso y variado recibo capotero, con verónicas y chicuelinas, abrochado con una media. Con una excelente colocación ante el toro y presentándole la pañosa muy plana, consigue el diestro de Tobarra hilvanar una labor importante, en la que ha prevalecido el temple y la suavidad a la hora de conducir las embestidas. Pinchazo y estocada soberbia de Rubén Pinar. Una oreja.

La faena al sexto se la ha brindado Rubén Pinar a sus compañeros de cartel. Este ejemplar ha tenido menos clase que otros de los jugados hoy en Castellón, derrotando a veces con violencia a la franela que manejaba el espada albaceteño. Dispuesto Rubén Pinar ante un astado que ha ido a peor. Pinchazo hondo y estocada desprendida. Silencio.

Entre los subalternos mencionar a Josele y Diego Valladar, que han saludado después de colocar banderillas al segundo, y Lipi y Pascual Mellinas, que lo han hecho tras parear al cuarto.

Imagen: Canal Toros – Movistar Plus

A %d blogueros les gusta esto: