Guillermo Hermoso de Mendoza abre la Puerta del Príncipe de Sevilla

El joven rejoneador cortó tres orejas en una tarde en la que Andrés Romero y Lea Vicens se fueron de vacío

Guillermo Hermoso de Mendoza ha conquistado la máxima gloria de esta plaza al cortar tres orejas y salir a hombros por la Puerta del Príncipe en el festejo de rejones celebrado esta tarde en la Plaza de Toros de Sevilla. De su mano llegaron las mejores faenas de la tarde, mientras que Andrés Romero y Lea Vicens se fueron de vacío aunque ambos estuvieron cerca del triunfo. 

Ficha:

Se lidiaron toros de San Pelayo, bien presentados y que dieron juego.

Andrés Romero, ovación y vuelta tras petición.
Lea Vicens, ovación y ovación tras aviso.
Guillermo H. De Mendoza, dos orejas y oreja.

Casi media plaza.

Comentario:

El primero de la tarde alcanzó de salida al caballo Máximo, hiriéndolo y provocándole una evisceración de la que moriría más tarde al ser intervenido. Con este mal sabor de boca comenzó la tarde para Andrés Romero. A este toro le puso dos rejones de castigo y en banderillas comenzó con Kabul, con el que templó bien la embestida del toro y clavó tres banderillas batiendo muy bien. Siguió con Guajiro con buenos quiebros y concluyó con Chamán poniendo cortas. Pinchazo, rejón y dos descabellos. Ovación.

Andrés Romero recibió al cuarto con el marsellé clavando un rejón y sorteando algún que otro arreón del toro. En banderillas sacó a Caimán y puso dos buenos palos. Volvió a montar a Guajiro y se ajustó en las batidas y los embroques, llevando la emoción al tendido. Terminó con Chamán colocando cortas y mató de rejón trasero y descabello. Hubo petición de oreja, que no le fue concedida. Dio una vuelta al ruedo.

Lea Vicens templó bien de salida al segundo de la tarde, al que puso un solo rejón de castigo. Con Bético aprovechó la buena condición del toro en galopadas de costado. Clavó tres palos destacando el tercero, yendo de frente. Con Diluvio el toro esperó más y se mostró reservón, lo que también dificultó las cortas con Deseado. Mató de pinchazo hondo y tuvo que descabellar. Fue ovacionada.

En el quinto, Lea Vicens paró al toro con Guitarra, clavando dos rejones de castigo. En banderillas templó bien de costado con Bético, con el que puso tres buenas banderillas con la expresividad propia de este caballo. Con Diamante siguió subiendo el nivel de la faena con espectaculares batidas al pitón contrario. Cerró con dos rosas montando a Fermín y mató de tres pinchazos y varios descabellos, perdiendo el triunfo. Ovación tras aviso.

Guillermo Hermoso de Mendoza cuajó una excelente actuación en Sevilla. En su primero, enceló al toro de salida doblándose muy bien con él sobre Jíbaro. En banderillas sacó primero a Berlín, con el que templó de costado y se metió por los adentros sin apenas espacio. La pena es que el toro no lo siguiera más, pero Guillermo puso lo que le faltaba al del Capea, llegando a hacer la ‘hermosina‘, esa suerte en zigzag con la grupa que inventara su padre. Continuó con Índico clavando dos banderillas de frente. Cerró la faena con Esencial con dos cortas y un par a dos manos que terminó de caldear al tendido. Mató de rejonazo sin puntilla y cortó dos orejas.

Al sexto lo recibió montando a Jíbaro, con el que volvió a doblarse muy bien y clavó un solo rejón. En banderillas, el joven Hermoso de Mendoza se lució con Disparate y sus galopadas de costado y en zigzag, aunque al de San Pelayo le faltó un poco de empuje. Puso rosas con Esencial y un par de cortas a dos manos que llegó mucho al tendido. Pinchó y dejó medio rejón que fue suficiente. Logró la oreja que le abría de par en par la Puerta del Príncipe.

Fotos: Arjona / Toromedia

Toromedia Comunicación

A %d blogueros les gusta esto: