Grave cogida a Gonzalo Caballero que corta una oreja al igual que Jesús Enrique Colombo en Madrid

Corrida del Día de la Hispanidad con gran ambiente en los tendidos ante toros de Valdefresno para Eugenio de Mora, Gonzalo Caballero y Jesús Enrique Colombo.

Nada pudo hacer Eugenio de Mora con el capote ante el primero que salía suelto. Manseó desde salida aunque resultó noble en la muleta del toledano. Metía bien la cara aunque el final brusco con la cara alta deslucía las tandas. Lo metió bien en una por el derecho con largura y humillación con la que conectó. A partir de ahí lo probó al natural y se rajó del todo sin opciones de más. Mató de pinchazo hondo. Ante el cuarto tampoco pudo desplegar su tauromaquia ante un toro que embestía de forma brusca a media altura. Mató de entera y fue silenciado. Le tocó matar en sexto lugar al reseñado como quinto para Gonzalo Caballero. Toreras fueron las verónicas de recibo. Ya con la muleta el astado no tuvo clase en su embestida y la faena no tomó vuelos. Estuvo firme pero esa brusquedad al entrar en la muleta deslució todo intento. No estuvo acertado con los aceros.

Gonzalo Caballero fue recibido con una calurosa ovación al romper el paseíllo. El segundo de la tarde resultó noble y tras un inicio por alto a pies juntos conectó con los tendidos. Se repitieron las tandas ligadas en terrenos céntricos y cuando el toro se vino a menos acortó distancias y se pegó un arrimón de mucho mérito que el público supo ver y valorar. Cerró con bernadinas y dejando una estocada entera recibió una grave cornada con dos derrotes que le atravesaron el muslo izquierdo. Una cornada con dos trayectorias, una de 30 cm que contusiona pala ilíaca y otra de 25 cm que secciona la femoral.

Verónicas de recibo al tercero por parte de Jesús Enrique Colombo. Puso el venezolano banderillas a destacar el tercer par. El toro de Valdefresno tenía opciones y lo vio Colombo que lo citó de lejos desde el centro del ruedo. Abrió el compás para ligar derechazos con largura y el astado embestía con clase y nobleza. Elaboró faena de distancias y el de Valdefresno acudía con brío. Se desinfló un poco la faena que cerró con manoletinas y ante la que dejó una estocada entera que le valió una oreja. Corrió turno con Gonzalo Caballero en la enfermería y salió en quinto lugar el reseñado como sexto. En el tercer par de banderillas le hizo un quiebro para colocarlas al violín y le propinó una tremenda paliza en el suelo. Tras levantarse cayó aturdido y se repuso malherido con un público entregado por su entrega. La primera tanda tuvo tres derechazos y los olés rotundos de Madrid pero se paró el de Valdefresno que no le volvió a regalar ni una embestida. Volvió a conectar con las manoletinas de cierre con mucho valor y se tiró a matar sin muleta. Pinchó antes de una entera baja y fulminante tras la que se le pidió con fuerza la oreja. No la concedió el presidente y quedó en vuelta al ruedo.

Asistencia: 14.037

Ficha:

Eugenio de Mora: Silencio tras aviso, Silencio y Silencio tras aviso.

Gonzalo Caballero: Oreja (Herido).

Jesús Enrique Colombo: Oreja tras aviso y Vuelta.

Toros de Valdefresno:

1º – Pitos

2º – Silencio

3º – Ovación

4º – Silencio

5º – Silencio

6º – Silencio

Teseo Comunicación

A %d blogueros les gusta esto: