Gran faena de Luque, dos orejas en Morón, y Marín, una de un toro de Miura en la corrida del Domingo de Ramos

La plaza de toros de Morón vivió el primer festejo de la temporada sevillana y el debut de Lances de Futuro en este coso. Un espectáculo que se celebró siguiendo todas las medidas de seguridad frente al Covid, en un plan de contingencia de la empresa con un control exhaustivo y completo.

Una tarde en la que se vivieron detalles cofrades con la interpretación de la marcha procesional ‘Coronación’ al comienzo del festejo; además del adorno del palco presidencial con una palma, conmemorando al Domingo de Ramos.

La gran faena de la tarde la realizó Daniel Luque en el quinto toro, un animal noble y al que cuajó por ambos pitones. Embestida con clase del de Murube, aprovechada por el sevillano con pasajes de gran nivel sobre todo por el pitón izquierdo. Faena llena de torería y empaque. Estocada y dos orejas.

Ginés Marín paseó la oreja del cuarto, un toro de Miura, en una faena basada en toques templados y dejando detalles sobre todo por el pitón izquierdo. Finalizó la faena con bernadinas. Estocada y trofeo.

Luque estuvo por encima del tercero de la suelta, un toro de Partido de Resina, de bonita lámina, pero que tuvo más complicaciones. El diestro estuvo por encima del toro.

Marín en el segundo, con el hierro de Pallarés, estuvo predispuesto y entregado en una faena diseñada por ambos pitones. Se pegó un arrimón al final, pero sin premio.

Luque se las vio en su primero ante un flojo y noble astado de Osborne. Lo cuidó en todo momento y sacó algunos muletazos de buen trazo. Poca transmisión y fuerza la del toro. Estocada y ovación.

En el último de la tarde, Ginés Marín se vio con un ejemplar de Juan Pedro Domecq al que le faltó transmisión. Faena bien estructurada pero que no llegó a los tendidos. Fue ovacionado.

Prensa Lances de Futuro

A %d blogueros les gusta esto: